Menos inteligencia y mas sabiduría en la educación

enero 18, 2018

Estamos en la generación de tener acceso fácil al conocimiento. Si tenemos dudas con respecto a la crianza y a la educación de nuestros hijos basta con ir a la biblioteca más cercana, a la librería o simplemente haciendo una búsqueda rápida através de internet, saldrán a nuestro encuentro cientos de artículos y opiniones relacionados con el tema que nos inquieta.

No hemos sido como otras generaciones que educaban a sus hijos sin haber leido previamente varios libros acerca de la crianza, antes incluso de tener a sus hijos. Seguramente nuestra madre o abuela nunca acudieron a clases de preparación al parto y por supuesto no leyeron ningún blog de maternidad. Pocas oportunidades tuvieron para acudir a talleres o charlas en los que les hablaran acerca de cómo educar a sus hijos, simplemente lo hacían como buenamente podían o educaban de acuerdo a las costumbres de su época.

En cambio, creo que esta generación de padres somos lo contrario, nos hiperpreparamos y estudiamos mucho acerca de temas relacionados con la educación. Tenemos a nuestra disposición un montón de recursos llámese libros, artículos, cursos presenciales y online, talleres de todo tipo que abarcan cualquier problemática que nos inquiete desde el nacimiento hasta la adolescencia. Y para nuestros hijos, como no podía ser menos también disponemos de un variado número de recursos desde programas de estimulación para bebés, programas para potenciar la inteligencia, clases especiales de todo tipo presenciales y online, juguetes educativos, música, idiomas,programas de televisión educativos, talleres especiales para niños en bibliotecas, centros culturales, museos...y un largo etc, etc..

Si, somos una generación de padres muy preparados intelectualmente, padres inteligentes, que a su vez formamos niños inteligentes ¿pero eso nos hace ser padres sabios? ¿estamos criando hijos sabios? ¿una persona inteligente y muy capaz intelectualmente es necesariamente una persona sabia?

Mi respuesta es NO. Personalmente los temas relacionados a la inteligencia y del desarrollo de las habilidades de los los niños, son temas que me apasionan y he escrito varios artículos al respecto. Yo misma suelo recurrir a varias fuentes cuando escribo acerca de un tema en concreto.

Y desde luego, me parece estupendo que hoy tengamos acceso libre y fácil al conocimiento. Imagino que terrible vivir en la época donde aprender a leer y el acceso a los libros era restringido sólo para unos cuantos privilegiados, todos los abusos que se han cometido en la historia por tener a la gente sumergida en la ignorancia, y tristemente todavía pasa en algunos países.

Así que, tener hoy libre acceso al conocimiento es un privilegio, pero creo que nos hemos vuelto unos devoradores de conocimiento, estamos obesos de tanto acumular conocimientos, consumiendo información de aquí y de alla, acumulandola y otravez a por más...

Muchas veces devoramos información sin más, sin apenas digerirla,sólo porque está a nuestro alcance. Con respecto a la educación, los padres nos hemos vuelto expertos en diferentes teorías. Debatimos, criticamos, avalamos nuestra opinión basandonos en los estudios científicos que leímos aquí o en la opinión del autor super prestigioso por acá o según la corriente que esté de moda.

¿Y de esta información que tenemos cuál ponemos en práctica realmente?

Damos una gran importancia a los títulos, a los diplomas, a las notas altas en los niños, a la formación, pensando que entre más títulos, mayor es su conocimiento, más inteligente o mas apta es una persona...pero ¿esto es es la sabiduría?




¿Cuál es la diferencia entre la inteligencia y la sabiduría?

La inteligencia es el conocimiento y la capacidad para resolver problemas, nacemos con ella y la vamos desarrollando ( o no) conforme vamos creciendo y exponiendonos al conocimiento. Por lo tanto, la inteligencia es una habilidad

En cambio, la sabiduría no se obtiene de los libros o del conocimiento humano. La sabiduría proviene de la madurez, de la puesta en práctica, de las experiencias de la vida con sus éxitos y fracasos. No podemos ser sabios sólo devorando información, acudiendo a cursos u obteniendo varios títulos. La sabiduría es un fruto que requiere su tiempo y sobre todo de práctica. La sabiduría es un camino. Pocas veces usa la vía racional, más utiliza otras rutas (menos populares) como la revelación, la intuición, la introspección o la meditación profunda respecto a un tema.

Mas que buscarla en las bibliotecas, en foros de debate o en lugares donde la gente suele estar demasiado ocupada, encontramos sabiduría en los momentos de sosiego, en nuestra conversación con Dios o deleitandonos al ver una puesta de sol.

La inteligencia ha contribuido al bienestar de la humanidad, con inteligencia se han construido edificios, tecnología, avances científicos, pero con sabiduría se ha creado el universo, los átomos, una flor.

Una inteligencia mal enfocada puede dañar o destruir a otros, mas la sabiduría, al ser un fruto, siempre es de ayuda y bendición a los demás (aunque a veces no lo parezca).

Mi reflexión es que como madres y padres hagamos uso de los recursos y el conocimiento que hoy tenemos a nuestro alcance para educar a nuestros hijos, pero que dicho conocimiento no aplaste la sabiduría que está en nuestro interior. Que no nos desvíe del camino que tenemos que seguir.

Es fácil hoy en día escondernos tras una montaña de recursos y teorías, para así justificarnos que estamos haciendo las cosas bien, pero esto no es sabio.

Por eso me he propuesto este tiempo ir explorando más el tema de la sabiduría para educar y criar bien a mis hijos.

¿También te sientes como yo sobrado de información, pero carente de sabiduría? ¿Consideras que necesitas más sabiduría para educar, para vivir la vida?

Intentaré seguir hablando más acerca de este apasionado tema

Nos vemos la semana que viene!




Suscribete

También podría gustarte

1 comentarios

  1. Por una casualidad visitando ciudad de Valencia me encontre con https://kangujump.es/. Las trampolinas están genial -asi por unas horas me olvide del resto del mundo!

    ResponderEliminar

¡SUSCRIBETE!

Recibe cada semana ideas de juegos y consejos útiles.