¿Porqué la disciplina en los niños supone hoy un gran dilema?

octubre 24, 2017

disciplina en los niños

Vamos a ser claros, la disciplina en los niños hoy en día supone un gran dilema para padres y educadores. Parece que la palabra disciplina ha cobrado mala fama y se asocia con castigo, autoritarismo o rigidez.

Y es que, la disciplina es la parte menos festiva o alegre de la educación de los niños, es como el patito feo. Nos gustaría quedarnos enganchados por siempre a la parte más dulce de su desarrollo viéndoles sonreír, observar de cerca cómo alcanzan sus pequeños logros; abrazarles y besar esos mofletitos..pero cuando llega el momento disciplinario, ese momento donde tenemos que decirles NO, tenemos que corregir o poner límites..ese momento donde la risa se convierte en llanto, donde empieza la batalla o donde dejan de vernos como esos padres maravillosos y nos convertimos en los malos del cuento...entonces es cuando surge el dilema si debemos de disciplinar o no y si en verdad es necesario pasar por todo esto.

Así mismo, cuando disciplinamos a los niños, quizás nos de la impresión de estar coartando su energía, creatividad o personalidad única.


Sin embargo, es todo lo contrario, la disciplina y los límites ayudan a nuestros hijos a que puedan desarrollarse y crecer de manera saludable.

Como madre de dos niños, reconozco que disciplinar a mis hijos es un reto difícil, muchas veces flaqueo y es una tarea que requiere de mucha paciencia, tiempo y energía. Por eso, es importante, tener claro porqué es importante para mis hijos la disciplina.

Viktor Frankl dice que el que encuentra un porqué, encuentra un cómo

Así que, más que hablarte de cómo disciplinar y cuales son las mejores herramientas para hacerlo, me centraré en esta función tan importante que tenemos entre manos como padres (y que a muchos nos cuesta hacerlo) que es la disciplina.

5 buenos motivos para querer disciplinar a los niños

1. La disciplina acentúa nuestro amor por ellos. Disciplinamos a nuestros hijos simplemente porque les queremos. Disciplina y amor no están reñidos, aunque pareciera a veces que sí, pero en realidad uno es consecuencia del otro.Si no disciplinamos con amor y desde el amor, entonces no lo estamos haciendo bien. Eso no quita que al niño no le guste, le incomode, se enfade o se ponga triste.

2. Les orientamos acerca de cómo actuar de acuerdo al lugar y al momento. A través de la disciplina  les enseñamos las normas, los límites, a establecer las consecuencias de un mal comportamiento y también les enseñamos a no repetir el mismo error. Muchos niños se portan mal, simplemente porque desconocen la forma de hacerlo bien. Entonces al disciplinar les estamos ayudando a adaptarse mejor al entorno donde se desenvuelven y a evitar tener dificultades futuras.

3.Les enseñamos a adquirir mayor disciplina en la vida. A través de la disciplina adquieren disciplina, suena raro, pero es así. Tener disciplina implica hacerse con un método eficaz para ir superando obstáculos y llegar a los objetivos planteados. Para ser un buen estudiante, un buen deportista, para cumplir un sueño, una meta..se requiere disciplina. Toda la gente que admiro por donde ha llegado, ha requerido tener disciplina.Esto se obtiene a base de esfuerzo, constancia, sacrificio..algunos ingredientes que van aprendiendo cuando les disciplinamos.

4. Les ayudamos a tener mayor autocontrol. Un niño que tiene un buen autocontrol es aquel que puede regular su primer impulso, es capaz de reflexionar y adaptar su comportamiento a las circunstancias. El autocontrol es una cualidad importantísima porque dejamos de ser esclavos de los propios impulsos o deseos y podemos actuar de la mejor manera posible..y esta cualidad empieza por entender y respetar límites.

5.Es la vía donde pueden aflorar sus habilidades y talentos. Cuando nuestros hijos se sienten guiados por el camino correcto, van adquiriendo autocontrol y disciplina, entienden que hay cosas que se consiguen a base de esfuerzo, aunque no les guste y además se pueden sentir queridos por sus padres, está claro que esto acarrea consecuencias positivas y entonces podemos empezar a recoger los frutos.

Disciplinar a los niños no es lo más fácil, pero es lo mejor y forma una parte muy importante dentro de su proceso de desarrollo y crecimiento.

Ejercicios prácticos para p/madres

El doctor James Dobson en su libro Atrevete a disciplinar nos propone realizar los siguientes ejercicios para ayudarnos a dejar que la disciplina sea un dilema y empezar a desempeñar como padres el rol de autoridad que nos corresponde en la vida de nuestros hijos. No ejercemos este rol para obtener poder, alcanzar estatus o manipularlos. Lo hacemos para conducirlos por el buen camino.

Entrevista a los niños

¿Que piensan nuestros hijos acerca de la disciplina? ¿Tienen una visión parecida a la nuestra? nada mejor que salir de la duda y preguntar.

Puedes usar estas preguntas como guía:

  • ¿Entiendes nuestras reglas y lo que esperamos de ti o te sorprendes algunas veces por las cosas por las que te corregimos?
  • ¿Cómo te sientes cuando te corregimos cuando no has hecho lo que debías?
  • ¿Sabes que cuando te decimos NO o te corregimos por algo es porque te queremos, o crees que lo decimos por capricho o porque estamos enfadados?
  • ¿Cuando te estamos disciplinando, sientes que te queremos menos?

Poner palabras a lo que pensamos

Completa las siguientes oraciones y considera cómo las usarías para explicar mejor la disciplina y las expectativas a tus niños. Toma en cuenta que la disciplina va mucho más allá de portarse bien, se trata del legado que quieres dejar a tus hijos.

Escojo disciplinarte porque...............
Escojo disciplinarte porque..............
Escojo disciplinarte porque.............

Tener claros los objetivos

Tú estableces límites por una razón. Comprométete a una disciplina consistente y de acuerdo al propósito y los principios que deseas inculcar en tus hijos.

Elabora una lista de los objetivos que quieres alcanzar al disciplinar a tus hijos.

Espero te sean de utilidad estos ejercicios tanto como a mí y que tengas a partir de ahora mas claro las razones por las que disciplinas a tus hijos y a donde quieres llegar con ello.


Buenas semana!







Suscribete

También podría gustarte

1 comentarios

  1. Un post precioso, a la vez que útil. Como profesional, me encuentro a padres con diferentes formas de educar, con distintas creencias y valores, con múltiples ideas... Y no siempre es fácil lograr ese equilibrio entre la necesidad de disciplina y lo que ello significa y conlleva.

    ResponderEliminar

¡SUSCRIBETE!

Recibe cada semana ideas de juegos y consejos útiles.