Juegos y actividades con objetos de otoño

octubre 17, 2017

juegos con objetos de otoño
Con castañas, bellotas, hojas secas, cortezas de árbol, palos... con todos estos objetos de otoño y con un poco de imaginación, podemos crear un montón de  actividades y juegos para niños. Hoy  te quiero proponer algunas ideas de juegos para bebés y con niños.

El paseo

Qué sensación más agradable dar un paseo otoñal con los niños y ver a tu paso un montón de hojas secas tiradas en el suelo a modo de alfombra de la fama.

Tengo la fortuna de caminar unos cuantos pasos de casa y perderme dentro de un bosque donde es fácil encontrar todo tipo de objetos naturales que deja a su paso el otoño como castañas, hojarazca, piñas, etc..llevar una bolsita y llevarnos lo que más nos guste a casa, es una actividad que a mis hijos les gusta.



Jugar con las hojas secas

A muchos niños les divierte jugar con las hojas secas y no me extraña pues tienen una textura suave al tacto, un sonido especial cuando las pisas o las tocas y encima se pueden hacer muchas cosas divertidas como: tirarse encima de una montañita de hojarazca, hacer "guerra de hojas", tirarlas como si fuera confeti..
Si estamos al aire libre, podemos proponer a los niños algunos juegos de otoño.

juegos de otoño


Juego espontáneo

Podemos dejar a mano los objetos otoñales que hemos recolectado con los niños y permitir que de manera espontánea interactúen con él, así, sin necesidad de decir que tienen que hacer con él. De esta manera, damos oportunidad a que tomen contacto con diferentes texturas, olores,que troceen, que ordenen o que espontáneamente se les ocurra fabricar alguna cosa en concreta con estos objetos. También podemos ofrecerles otros objetos como vasos, ollitas, platos de plástico, etc.


Elemento sorpresa

Otra forma diferente de presentar estos objetos de otoño es generando una expectativa en los niños para despertar su interés e imaginación.

Colocamos los elementos de otoño con los que van a jugar en una caja o en una cesta con un trapo encima. Con bebés y niños pequeños podemos poner cara de asombro al ver la cesta y hacer algún gesto de abrirla para despertar sorpresa en ellos.

Cuando son niños un poco más grandes les preguntamos ¿que creen que tenemos allí? y podemos ir dando pistas, hasta que finalmente ellos abran el cesto y descubran lo que hay dentro y que empiecen a jugar con él.

Otra variante y si el espacio lo permite sería hacer un caminito con hojas secas y frutos de otoño y pedirles que sigan el camino. Al final del camino se encontrarán con una caja cerrada llena de objetos de otoño para jugar.




Pintar caras a las hojas

Con rotuladores podemos jugar con los niños a que dibujen diferentes caras a las hojas. Si queremos además, podemos decirles que las tiren a modo de confetti y que pongan la cara que aparece en la hoja y que nos indiquen ¿que es lo que está expresando esa cara? Podemos aprovechar este juego para hablar acerca de su estado emocional.


juegos de otoño

Cuadros hechos con hojas secas

Se pueden hacer cuadros y objetos decorativos chulísimos usando hojas secas y/o con elementos que el otoño nos proporciona. Para ello, se requiere altas dosis de creatividad y ser algo manitas. Mira por ejemplo los animales que podemos crear hecho tan sólo de hojas secas:

fuente: https://www.vix.com/es/imj/hogar/7442/13-increibles-manualidades-con-hojas-de-arboles


Caja sensorial para bebés

La idea parte de los tableros sensoriales que sirven para que los bebés entren en contacto con diferentes texturas y materiales y aprendan a discriminar diferentes elementos.

Con nuestro material de otoño y algunos objetos que tengamos a mano en casa, podemos realizar nuestro propio tablero sensorial. En este caso, te propongo hacerlo a modo de caja.

Materiales:


  • Objetos de otoño
  • Caja de zapatos
  • Papel para envolver dorado (opcional)
  • Pegamento con pistola caliente
  • Tijeras, rotuladores
  • Perforadora, lazo o lana

¿Cómo se hace la caja sensorial con objetos de otoño?

Lo primero es desarmar la caja de zapatos, la tapa no la utilizaremos.
 Luego, forramos con papel el fondo de la caja y la parte exterior. En mi caso, sólo he forrado los laterales que la caja venía adornada con unos muñequitos muy chulis.
Calentamos el pegamento de silicona y vamos pegando uno a uno los elementos de otoño. Es mejor pegarlos de acuerdo a cierto orden y equilibrio estético: los frutos secos y más voluminosos en laterales, los elementos planos y con texturas duras en un lugar diferente de las hojas lisas o de las puntiagudas.

Una vez pegados todos los elementos, hacemos un orificio en cada tapa y con lana o cualquier lazo cerramos las tapas a modo de puertas para añadir el efecto sorpresa a nuestra caja sensorial.



juegos con objetos de otoño

Espero haberte dado unas cuantas buenas ideas para que la próxima vez que vallas de paseo te surtas bien y puedan pasar grandes momentos de diversión de una manera sencilla, económica y de temporada, en este caso el otoño.

A pasarlo bien y felices juegos!



Suscribete

También podría gustarte

3 comentarios

  1. Qué buen post! Me encanta lo de pintarle caras a las hojas. Lo haremos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro, pues ya lo sabes a recolectar hojas secas en la próxima salida, un abrazo

      Eliminar
  2. Unas ideas geniales! Aprovechar la naturaleza para enseñar y aprender, practicar, experimentar...

    ResponderEliminar

¡SUSCRIBETE!

Recibe cada semana ideas de juegos y consejos útiles.