El buen vivir, depende del buen dormir

enero 12, 2017

Que malestar tengo, me duele  la cabeza, estoy de mal humor, me falta paciencia, no me concentro...es que no he dormido nada bien y esto me hace pensar en la enorme relación que existe entre el buen dormir con la calidad de vida en todos sus ámbitos: físico,emocional, cognitivo,social, espiritual.

Dicen los expertos que en la era moderna nunca habíamos dormido tan mal y tan poco como ahora, concretamente hace tan sólo 20 años dormíamos más que en la actualidad.

 Las grandes ciudades nunca duermen y en cualquier edificio puedes ver luces encendidas hasta altas horas de la madrugada ¿la causa? pues sí...has acertado internet y las nuevas tecnologías, es increíble la forma en cómo han revolucionado nuestra forma de vida, pero esto también ha repercutido en nuestra calidad del sueño ¿a quién no se le ha ido el tiempo viendo videos en youtube, chateando o viendo la televisión?

También existen otras causas para dormir menos tiempo como nuestro ritmo de vida actual, el estrés, el alto consumo de bebidas con cafeína,trabajar desde casa y los que somos padres de niños pequeños ni te cuento...

La batalla campal diaria para que los niños se acuesten a una hora decente (que según datos en España tampoco los niños duermen lo que deberían) que si luego te llaman a media noche, ya te levantas y luego cuesta volver a conciliar el sueño; otras veces, terminan colándose en tu cama y cuál invitados estrella, terminan ocupando toda la cama y tu arrinconado, hecho un ovillo en un rincón de la cama..eso sin mencionar los días que están enfermos o les duele algo, que pueden convertirse en noches en vela.

Pero de entre todas las causas, la que más me llama la atención es la manera que estamos subestimando al sueño. Muchos niños creen que dormir es una pérdida de tiempo, pero muchos adultos lo creen también así.

Dormir lo ponemos como última prioridad, le vamos quitando tiempo al sueño para hacer otras cosas importantes o no, en la falsa creencia que dormir es algo opcional y así vamos generando malos hábitos en el sueño.

Pero nada más alejado de la realidad, si cuidamos nuestra salud física, si procuramos rendir al máximo en nuestra actividad laboral o en los estudios, si procuramos una buena alimentación, pero no damos importancia al dormir las horas suficientes, no estamos cuidando como debemos nuestra salud y la de nuestros hijos.

No dormir lo suficiente de manera continuada conlleva problemas de salud y el buen descanso es necesario para nuestro equilibrio físico y psíquico.

Y ahora la siguiente pregunta es ¿pero porqué es tan importante el sueño?

¿Que sucede mientras dormimos?

A nivel físico y cerebral suceden muchas cosas mientras estamos dormidos y es necesario mantener ciclos de sueño profundo para que nuestro organismo alcance todas estas funciones que describo a continuación:

  • El cuerpo elimina toxinas
  • Las células se reparan
  • El sistema inmonológico se activa
  • El sistema nervioso tiene una mayor actividad cerebral
  • El cerebro se resetea
  • Se apaga la lógica
  • Durante los sueños: se almacenan recuerdos, se repasa información, se descarta
  • Hay mayor creatividad, el subconsciente está libre, surgen nuevas ideas.


¿Cuáles son las consecuencias de no dormir suficiente?

Físicas

  • Cansancio
  • Dolor de cabeza
  • Malestar corporal
  • Deterioro del cutis (rojeces, arrugas, acné..)

A largo plazo, la cosa se puede complicar y existe mayor probabilidad a padecer:

  • Obesidad
  • Ataques cardiacos
  • Derrame cerebral

Psicológicas

  • Mal humor
  • Falta de atención y concentración
  • Somnolencia
  • Irritabilidad

Sociales

  • Menor rendimiento en las actividades diarias
  • Mayor propensión a tener accidentes. El 20% accidentes en España se relacionan con somnolencia
Espirituales

  • Si no dormimos, no podemos soñar y por lo tanto, no podemos desatar nuestra mente.
  • Nos aleja de nuestra conexión con lo sagrado. La Biblia está repleta de ejemplos de Dios hablando através de los sueños y secretos revelados a través de ellos como en José o Daniel.


¿Cuántas horas deberíamos dormir?

El número de horas recomendado para dormir va en función de la edad,  pero por norma general los adultos deberíamos dormir entre 7 y 9 horas ( gran reto ¿no?).

Con respecto a los niños, la cosa cambia. Rosa Jove nos indica el número de horas recomendado según el rango de edad y cómo se distribuyen dichas horas entre la siesta y la noche.


Espero que estos datos te sirvan para reevaluar tu relación actual con el sueño y el de tus hijos y que puedas tomar las medidas necesarias para poder dormir más y mejor.

Tu salud ,tu equilibrio mental y el de las personas a tu alrededor, te lo agradecerán

Saludos y felices sueños!


Suscribete

También podría gustarte

1 comentarios

  1. Cuánta razón tienen esos estudios. Yo soy capaz de, por un motivo superior, estar sin dormir hasta 72 horas. Pero luego las consecuencias son nefastas en todos los sentidos.
    Lo mejor es darle al cuerpo el descanso necesario, tanto en niños como en adultos, para estar al 100% durante el día que nos necesita a tope de energía para poder disfrutarlo como se merece.

    ResponderEliminar

¡SUSCRIBETE!

Recibe cada semana ideas de juegos y consejos útiles.