Juegos al aire libre durante el otoño

noviembre 09, 2016

juegos durante el otoño

Viento, lluvia, hojas secas, botas, chubasquero, calabazas,castañas..eso se me viene a la mente cuando pienso en el otoño. Las tardes son más cortas y toca quedarse muchos días en casa..aunque no tiene porqué ser así.

Hoy te muestro unos juegos al aire libre muy otoñales para que lo paseis genial en familia y/o con amigos.

En Galicia (y en otras zonas al norte del España) es muy popular celebrar durante el mes de noviembre el magosto o fiesta de la castaña. La gente se reúne a asar castañas y chorizos, mientras los niños juegan al aire libre.

La semana pasada precisamente acudimos a un magosto organizado por una asociación local. Nos reunimos un grupo de personas e hicimos una caminata por el bosque. Durante el camino los niños recogían castañas, se tiraban unos a otros hojas secas, pisaban charcos..en fin, lo típico que hacen los niños. Luego, al caer la tarde, asamos castañas y chorizos, para merendar..fué muy agradable.

magosto


Los paseos por el bosque o por el parque nos sirven en este caso para proveernos el material que necesitamos para realizar los juegos que te propongo e incluso pueden ser el escenario perfecto para llevarlos a cabo.

También podemos aprovechar este tipo de juegos para hablar con los pequeños acerca de los aspectos característicos del otoño: el porqué se caen las hojas y cambian de color, los frutos caraterísticos de esta época, los aspectos meteorológicos,etc..

Estos juegos son a partir de 3 años en adelante y están pensados sobre todo para jugar en familia o con un grupo pequeño de niños. Requieren mínimo de 2 niños (o no tan niños) hasta 6 o 7 jugadores.


Juegos al aire libre otoñales:


Círculo de hojas

Material: Una silla baja (o un tronco si se está al aire) un trozo de tiza o una cuerda y unas cuantas hojas secas.

Primero dibujamos un círculo en el suelo o en su caso, hacemos un círculo con la cuerda.
Cada participante va a cojer cinco hojas.
El primero, subido a la silla y con el brazo levantado, tiene que dejar caer todas las hojas, una a una.
Todas las hojas que caigan dentro del círculo son para quien las haya tirado.
Tras cinco rondas ¿cuantas hojas conseguirá cada uno?

Variación: También se puede jugar a tirar las hojas desde un lugar alto y quedarse con aquellas que hayan quedado con el anverso hacia arriba y no las que muestren el dorso. También tenemos la oportunidad de hablar de las caras de la hoja.

El monstruo de las hojas

Se juntan las hojas en el suelo de modo que se haga una montaña con ellas o una alfombra. Esta será la casa del monstruo.

Un niño será el monstruo y debe de colocarse en su casa. El resto de niños se esparcen libremente por fuera de la casa.

El monstruo pregunta al resto de jugadores:
- ¿Quién teme al monstruo de las hojas?

Y los demás responden:
- Nadie

El monstruo sale de su casa a perseguir a los niños. El jugador atrapado, será el ayudante en la siguiente partida.

¿Quién de todos será el último al que atrapen?


juegos de otoño


¡ Charco!

Material: Algunos charcos y unas botas de agua.

Entre todos los jugadores deciden quien pilla y éste tiene que contar hasta cinco.
El resto se tiene que distribuir libremente por el espacio.

Una vez termine de contar, persigue a los demás participantes. Si toca a alguien, éste pasa a ser el que pilla y contará nuevamente hasta cinco.

Se pueden salvar del que pilla, si se meten dentro de un charco y gritan: ¡Charco! No se puede atrapar a un jugador que esté dentro de un charco. Cuando el que pilla se ha ido, ya se puede salir.

El juego termina cuando todos están cansados de correr.



Persecución en otoño

Se escoge un jugador que pilla y uno que hace de director de juego. El resto tiene que distribuirse libremente por el espacio.

El director del juego indica la forma de correr:

LLuvia: Todos tienen que correr de puntillas, tratando de no mojarse con los charcos
Viento: Tienen que correr de espaldas, como si se los llevara el viento.
Sol: Pueden correr libremente.

Tienen que cambiar inmediatamente la forma de correr y mantenerla hasta que el director dé una nueva orden.
Cuando el jugador que pilla atrapa a alguien, se detiene el juego y se empieza otra vez.

Variación: Podemos pedirles a los niños que inventen nuevas formas de correr. También se puede dar un pañuelo al que pilla. Cuando toque a alguien, le da el pañuelo. De esta manera se ve claramente quien pilla.

Tiro al paraguas

Material: Un paraguas y una pelota

Lo primero es abrir el paraguas y colocarlo en el suelo boca abajo. Luego marcamos una línea en el suelo a unos dos metros del paraguas.

Por turnos, los niños botan la pelota en el suelo para que caiga dentro del paraguas.
Gana quien consigue que la pelota caiga mas veces dentro del paraguas.

Variación: Se puede fabricar una pelota para jugar dentro de casa haciendo una bola de calcetín. Pero ahora, esta pelota no se bota, sino que se hay que acertar directamente, lanzándola.

juegos otoño


Sonidos de otoño

Material: Varios botes pequeños de plástico con tapa (como de yogur) y objetos diversos.

Se escogen varios objetos típicos de otoño (hojas, frutos secos, piedrecillas) y se colocan dentro de los botes de modo que haya dos botes de cada objeto.
Se forman parejas con los botes vacíos.

Se mezclan todos los botes sobre la mesa sin separar las parejas.
Un jugador coge los botes y los hace sonar. Si no son iguales, los vuelve a dejar sobre la mesa. Si lo son, se los queda.

¿Quién ha conseguido más botes cuando ya se han encontrado todas las parejas?

La preparación conjunta del material que se deja dentro de cada bote es uan buena manera de hablar de las cosas de otoño.

Fuente: Otoño ¿Sopla el viento? ¡sal a jugar! Oriol Ripoll Ed. Edebé

juegos al aire libre en otoño


¿Que te parecen estos juegos fríos y otoñaes al aire libre?  ¿se te ocurre alguno más?

A pasarlo bien y felices juegos!



Suscribete

También podría gustarte

0 comentarios

¡SUSCRIBETE!

Recibe cada semana ideas de juegos y consejos útiles.