¿Cuales son las necesidades nutricionales de los bebés?

noviembre 02, 2016

Iogolino nestlé

Los niños no tienen las mismas necesidades nutricionales con 6 meses que con 6 años..eso es lo que nos dicen los expertos nutricionistas de nestlé quien amablemente y a través de madresfera nos dieron a probar su nueva gama de postres lácteos: Iogolino, ideales para las primeras etapas de la vida.

Si pudiéramos resumir en dos palabras los primeros 1000 días de la vida de nuestros hijos yo diría sin duda: desarrollo y crecimiento.

Es una etapa crucial en el desarrollo físico y mental, de hecho, se habla que el 80% del desarrollo cerebral tiene lugar durante los 3 primeros años de vida y de desarrollo físico que podemos decir: mes a mes van ganando peso, estatura, salen los dientes, los huesos crecen, se va desarrollando la masa muscular, es un no parar en cambios.

Sabemos que los primeros 6 meses de vida la principal y única fuente de alimentación es la leche, mejor si es materna. Después de esta etapa, se comienza con la alimentación complementaria para introducir poco a poco los primeros alimentos que proveerán las necesidades nutricionales de nuestro bebé.

Pero ¿Cuales son estas necesidades nutricionales?

Nutrientes esenciales de los primeros 2 años de vida

Proteínas

Es uno de los nutrientes principales para el crecimiento y desarrollo del bebé. Las proteínas son el componente más abundante del organismo después del agua, y también son el componente esencial de los tejidos como por ejemplo: músculos, órganos, enzimas, hormonas, sangre, piel, pelo y más. También tienen una importante función en el sistema inmunológico.

Calcio

Ayuda a la formación de huesos y dientes fuertes, fomenta el buena funcionamiento del sistema nervioso y muscular, interviene en el proceso de la coagulación de la sangre. También ayuda al organismo a convertir la comida en energía.

Hierro

El hierro permite fabricar hemoglobina, la encargada de hacer circular el oxígeno por la sangre. Una falta de este oligoelemento puede provocar anemia, es decir, una caída de la resistencia a las infecciones

Magnesio

Es necesario para la división celular. Mantiene los huesos saludables y el ritmo cardiaco estable, también ayuda a reforzar el sistema inmunológico.

Zinc

Es imprescindible para la multiplicación de las células.Es un mineral imprescindible para el crecimiento y para varias funciones metabólicas.

Vitamina C

Ayuda a formar y reparar los glóbulos rojos de la sangre, los huesos y los tejidos. También ayuda al organismo a absorber mejor el hierro.

La vitamina K 

Producida por las bacterias del intestino, esta vitamina participa en el proceso de coagulación de la sangre. En un lactante, pueden existir carencias de esta vitamina. Un pequeño "plus": casi todas las verduras, en especial espinacas y coles, los pescados y el hígado contienen vitamina K.

Vitamina D 

La vitamina D permite que el calcio se adhiera bien a los huesos, de modo que crezcan fuertes y con buena salud. En los niños pequeños, una carencia de vitamina D puede provocar retrasos en el crecimiento. Esta es una vitamina que se activa con los rayos del sol, de allí la importancia de dar paseos con los bebés.

Alimentación equilibrada

Para cubrir todas estas necesidades nutricionales de nuestro hijo, hay una única pero importante recomendación:

La alimentación tiene que ser equilibrada, constante y de alta calidad.

Los productos lácteos son un alimento indispensable en esta etapa, ya que además de ser una gran fuente de proteína, contiene una importante fuente de calcio y otros minerales.

La gama de productos Iogolino de Nestlé es un postre lácteo, que no requiere frío y contiene alredededor del 30% de los valores de referencia del calcio para el etiquetado nutricional por 100 g de producto. Además contienen Zinc y magnesio y son ricos en calcio.

Y no sólo que nutra.....


Como madres lo  sabemos bien. Para que un alimento sea todo un éxito, no sólo es importante que sea de alta calidad en nutrientes, también debe de ser apetecible para nuestro hijo.

Tiene que ser agradable al gusto, tener una consistencia suave, ser digestivo, atractivo y manipulable.

Por otro lado, también tiene que ser un alimento que para los padres sea accesible, práctico y que se adapte a nuestras necesidades y estilo de vida.

Me encanta ver cómo mi hija se alimenta con la comida casera que le preparo, sin embargo, siempre tenemos "ese" día que no ha dado tiempo de preparar la merienda, que tienes que salir corriendo o que como madre precavida quieres tener algún alimento sano en la bolsa sin temor a que se estropee.

En este sentido Nestlé nos ha invitado a comprobar de primera mano si  la gama de productos Iogolino es un postre lácteo que además de nutritivo, sea rico para nuestro hijo ( y el resto de la familia) y práctico.

Así que, vamos a valorar en una escala del 1 al 5 la gama de productos de Iogolino, en tres formatos diferentes, según hemos podido probar estos días:


Iogolino 100 g

Variedad de sabores: 3 Hemos probado dos sabores de pera y natural.
Textura: 4 Es suave y digestiva
Sabor: 4 Tiene poca azúcar, pero es ideal para los pequeños
Facilidad de transportar y llevar fuera de casa: 4 Es muy práctico que no necesite frío, aunque es grande y se necesita llevar cuchara.

Iogolino


Iogolino 60 g suave y cremoso

Variedad de sabores: 5 Hemos probado 4 diferentes sabores: frambuesa, fresa, melocotón y plátano. La ventaja es que en el mismo pack vienen dos diferentes sabores.
Textura: 5 Efectivamente cumple con lo que promete es suave y cremosa
Sabor: 4 Tiene poca azúcar, lo cuál me parece bien, sin embargo el de plátano y fresa los notamos un poco ácidos. El de melocotón es mi favorito.
Facilidad de transportar y llevar fuera de casa: 4 Es muy práctico que no necesite frío y por su pequeño tamaño es fácil de transportar, aunque necesita cuchara para comerlo.

Iogolino nestlé

Iogolino en bolsitas 90 g.

Definitivamente el producto favorito para mí y para mi bebé

Variedad de sabores: 3 Hemos probado 2 diferentes sabores: plátano y manzana-fresa.
Textura: 5 Muy suave y cremosa
Sabor: 5 Por el formato personalmente no lo probé, pero a mi hija pareció encantarle
Facilidad de transportar y llevar fuera de casa: 5 Sumamente práctico, puedes llevarlo muy fácilmente en cualquier bolso, no necesita frío y además no necesitas cuchara, lo abres, el bebé lo chupa y a disfrutar!  

Iogolino Nestlé

La conclusión es que en general nos ha parecido un buen producto, lo que más me ha gustado es lo práctico que resulta llevarlo a todos lados (la merienda resuelta) y quizás lo que menos es que una vez que abres el pack es difícil distinguir el sabor, sobre todo en el formato de 100 g que el envase es blanco en todos los sabores y la tapa sólo pone el sabor en letras pequeñas.

Si quieres seguir aprendiendo más acerca de la nutrición, consejos prácticos así como recibir productos y promociones, puedes registrarte y entrar en el club de nestlé bebés

Gracias nuevamente a Nestlé y Madresfera.

Saludos!


Suscribete

También podría gustarte

0 comentarios

¡SUSCRIBETE!

Recibe cada semana ideas de juegos y consejos útiles.