La ira ¿Porqué mi hijo parece estar siempre enfadado?

octubre 04, 2016


Parece que quiere llevarme la contraria, nada le parece, se molesta cuando le hago preguntas, a la mínima salta,sus juegos son muy violentos...

¿Y que ha sido de ese ser tan cariñoso y expresivo, que disfrutaba tanto de nuestra cercanía?

La espontaneidad y la capacidad para expresar libremente las emociones, se va apagando a medida que vamos creciendo. Los niños y niñas de pequeños suelen expresar sin pudor, ni censura lo que piensan y sienten, nos plantean todo tipo de dudas, no tienen ningún reparo en mostrarnos su cariño en público o privado. Se muestran tal y como son.

Pero entre los 5 y 7 años tiene lugar un proceso de adaptación cultural, que afecta a nuestros hijos, especialmente a los chicos varones, donde van perdiendo la capacidad de expresar sus sentimientos a medida que crecen.

Expresar los sentimientos, mostrar sensibilidad, se torna como un signo de debilidad y nadie quiere ser vulnerable o sentirse el blanco de las burlas, así que, desde los 6 años nuestros chicos comienzan a cerrar su corazón y a cortar los lazos que los unen a su mundo emocional. Empiezan a negar y ocultar sus sentimientos, excepto la ira.

¿Que factores influyen para que los niños comiencen a cortar con su mundo emocional, excepto la ira?


La alta competitividad

En el mundo de los niños se compite por todo y nadie quiere ser llamado perdedor. Para ello, hay que mantener el tipo y fingir que los golpes no duelen para estar a la altura. Los chicos, especialmente los varones, aprenden enseguida que los niños deben de ser duros; y ser duros significa no tener sentimientos, sólo ira.

Los estereotipos culturales

Los chicos son rudos, fuertes, "machotes", no lloran, se pelean, conquistan, no expresan lo que les pasa, sólo se enfadan.

Estos mensajes empiezan a calar hondo y a echar raíz  en la mente de los niños a medida que van creciendo y se reflejan a través de sus juegos, sus héroes, las bromas que hacen o las personas que admiran.

La violencia tan normalizada

La violencia está cada vez más normalizada y arraigada en nuestra sociedad. Sólo tenemos que echar un ojo a los dibujos animados que ven nuestros hijos, a sus juguetes, a los videojuegos.

Los adultos también consumimos y hacemos uso de la violencia a través de los medios de comunicación, en los trabajos, en la vida cotidiana, también en nuestra forma de expresarnos.

La ira, como única salida

Cuando se van poco a poco alejando del mundo emocional, cuando un chico va abrazando y asumiendo los estereotipos relacionados con su género, cuando va siguiendo la línea de lo que los demás esperan de él, hay una especie de desconexión consigo mismo y sus sentimientos.

Ya en la adolescencia, alejados de sus emociones, nuestros hijos pueden sentirse perdidos, puesto que ni siquiera saben lo que les ocurre. Sus sentimientos pueden permanecen intactos, pero permanecen escondidos en lo más profundo de su mente.

Los padres contribuimos con esta desconexión emocional cuando impedimos a nuestros hijos expresar todo el abanico de emociones la tristeza, la inseguridad, la decepción, la confusión y esto puede convertirse en una olla a presión, que puede estallar y convertirse en ira contenida.

¿Por esa tontería te pones así?
¡ No llores!
Siempre exagerando las cosas
Pero si esto es super fácil

No se trata que nuestros hijos se regodeen en sus emociones negativas, ni siquiera en dar la razón sobre lo que tienen que sentir o dejar de sentir, se trata de:

 Dar la oportunidad a los niños para que puedan experimentar y controlar todos sus sentimientos.

Desconectar emocionalmente es como conducir nuestra vida sin una guía interna,de una manera autómata, pero dejarse conducir sólo por lo que uno siente, es como conducir un coche inestable y sin frenos, debe haber un equilibrio y es necesario tener control emocional, pero para ello se requiere, tener la oportunidad de expresarlos.




La ira es la señal de alarma que puede alertarnos si nuestros hijos comienzan a alejarse del resto de sus sentimientos.

Cuando nuestro hijo muestra enfado, en lugar de reñirlo, culparlo  o mandarle a que reprima lo que le pasa, tendríamos que ir un poco más allá, al filo de esa emoción y descubrir detrás de ella, preguntarnos porque se siente tan frustrado.

Puede ser que en la raíz del enfado esté ocultando un miedo, una inseguridad, un sentimiento de fracaso, celos, tristeza, una situación complicada que no sabemos y tiene miedo o vergüenza de contar... puede ser tantas cosas.

También deberíamos revisar y tomarnos más en serio aquello que ven y escuchan, ya sea por la televisión, los amigos,incluso revisar nuestros propios estereotipos y nuestra forma de manifestar el enfado.

Requiere de nuestro tiempo y sobre todo de paciencia, es necesario trabajar primero sobre la confianza y que pueda volver a sentirse libre para expresarse.

No es tarea fácil, pero en lo más profundo de ese abismo donde está acostumbrado a desechar aquello que no le gusta o no entiende, hay emociones profundas que deben de salir a la superficie.

¿Que maneras tiene tu hijo de mostrar su enfado? 

Si te ha sido útil, compartelo

Saludos!







Suscribete

También podría gustarte

7 comentarios

  1. La información es muy valiosa en la labor de padres, quisiera pedirte el favor de que me recomendarás una excelente bibliografía acerca del tema de inteligencia emocional en niños me interesa fomentarla desde ahora mi hija tiene 16 meses de edad, pero como no se del tema no sé qué libros comprar. Muchísimas gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Diana! Que bien que empieces desde ahora a tomarte en serio el tema de trabajar las emociones con tu hija. Por su edad, te recomendaría el libro de: "Cuentos para educar la inteligencia emocional" de Clara Peñalver, describe muy bien las emociones y nos da muchas herramientas a los padres. Un abrazo

      Eliminar
  2. COMO PUEDO reforzar los diferentes aspectos de la personalidad de un nino de 6 a 9 anos Habra un libro que hable de esto o hay algunas reglas que el nino las tiene que seguir, o cuales son las actividades que ayudan al nino a reforzar los diferentes aspectos de la personalidad, cuales son las emocines que tiene que trabajar. En que se basa un psicologo para diagnosticar a un nino si tiene conductas en su personalidad o que estas puedan tener consecuencias si no se antienden a temprana edad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Uff muchas preguntas, pero en resumen, sabemos que hay un problema cuando la conducta del niño provoca un malestar grande a él o a su entorno ó afecta directamente en su desarrollo (cognitivo, social, emocional). Aunque no exista ningún problema es bueno trabajar con todas las emociones de los niños, no sólo con las negativas o que le generen problemas, saludos!

      Eliminar
  3. interesante reflexion. Yo creo que inconscientemente influimos en eso de esconder sus emociones. El famoso no llores que no es nada no creo que sea "sano" a la hora de trabajar con expresión emocional. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, aunque no sea nuestra intención, pero vamos frenando su expresividad emocional con frases que decimos a la ligera como..ya eres mayor para.., saludos!

      Eliminar
  4. Muchas gracias por este post me ha encantado la visión y la perspectiva. Muchas gracias

    ResponderEliminar

¡SUSCRIBETE!

Recibe cada semana ideas de juegos y consejos útiles.