El secreto para que la alimentación complementaria sea un éxito

agosto 16, 2016


-¡ahhh! cómo me gusta verte comer verduras- eso solía decirme mi madre de niña, mientras me observaba como me servía una porción generosa de ensalada.

Ella disfrutaba sólo con verme disfrutar comiendo alimentos sanos, algo que me parecía muy extraño...pero al paso de los años y ahora que soy madre, ahora sí que lo entiendo perfectamente.

Qué enorme satisfacción es alimentar a tu hijo y ver que recibe la comida con buen ánimo, que está deseando probar lo que has preparado con tanto cariño y ver cómo abre su boquita con expectación y gusto.

Creo que un buen comienzo puede marcar la diferencia entre vivir el momento de la comida con gusto, o por el contrario, convertirse en un tormento tanto para el niño como para los padres.

¿Cuál es el secreto para empezar bien con la alimentación complementaria y conseguir que nuestros hijos coman de todo?


Lo primero es que doy por hecho que toda madre prepara con todo el amor del mundo la comida para sus hijos, ese sería el ingrediente principal...pero aún así, hay algunos bebés que rechazan la comida o la comen con mucha dificultad, lo que me ha hecho pensar que el secreto además de amor consiste en:

Generar confianza

De hecho, la confianza es una llave poderosa que abre muchas puertas a lo largo de nuestra vida y en la alimentación de nuestro hijos, también!

Y te pongo un ejemplo:

Si en un restaurante que no conoces te sirven una comida malísima, la siguiente vez que vas ¿irías con gusto pensando que la comida estará deliciosa? ¿te animarías a probar más platos?

por el contrario,

Si tienes una abuela, tía o amigo que te encanta cómo cocina y te da a probar algo nuevo ¿te animarías a probarlo aunque tenga un aspecto raro? la mayoría responderíamos que sí, eso es porque le tienes confianza a esa persona.

Muy probablemente tu pediatra te indique unas pautas para iniciar la alimentación complementaria y mi objetivo no es contradecirlas o criticarlas, pero sí saber interpretarlas usando el sentido común materno y adaptándolas a tus propias necesidades y las de tu bebé.

Es decir, que trabajes en ganarte la confianza de tu bebé y pueda pasar con éxito a los alimentos sólidos.

Como anécdota personal, el pediatra de mi hija al cumplir los 6 meses, me indicó que iniciara con un alimento nuevo cada vez. Yo lo seguí al pie de la letra y para "estrenar" su paladar le di calabacín hervido y triturado ¿resultado? caras raras y rechazo...otro día probé con  zanahoria, otro con guisantes y otro más con patata obteniendo resultados similares...me estaba empezando a desesperar y a crear mucha ansiedad, mi hija estaba pensando que comer era una experiencia desagradable, por eso decidí hacer algo al respecto y estas son las pautas que yo aplique y que espero te funcionen también.

7 pautas para generar confianza cuando iniciamos la alimentación complementaria:


  1. Parte de los sabores conocidos: Las texturas suaves, cremosas y/o dulces suelen aceptarlas bien. En lugar de darle sólo la verdura triturada, me funcionó bien mezclarla con leche de fórmula y cereales como crema de arroz o copos de avena.
  2. Son normales las caras raras: No te preocupes si tu bebé pone cara como de asco al probar un nuevo alimento, sus papilas gustativas están aprendiendo a reconocer nuevos sabores y texturas en su boca.
  3. Para avanzar, es mejor dar pasos atrás: Si rechaza de manera contundente un alimento, no le obligues a terminarlo. Si quieres generar confianza, vuelve atrás, con otro alimento que si acepta e intentalo más adelante cuando vuelva a disfrutar de la comida. Puedes probar mezclandolo con otro sabor mas conocido para tu bebe.
  4. Sabores que combinen: Cuando elabores su comida, piensa en el sabor que aporta cada verdura y de qué manera puede equilibrarse para formar un puré con un sabor agradable para tu bebe.
  5. Genera expectación: Cuando tu hijo ha aprendido que el comer es una experiencia agradable, es hora de introducir diferentes combinaciones de alimentos, de tal manera que cada día pueda degustar sabores, olores y texturas diferentes. Cuando tu hijo tiene confianza abrirá con expectación su boca pensando: mmmm...¿que probaré hoy?
  6. Prueba con diferentes texturas o formatos: Se puede empezar desde el inicio ofreciendo los alimentos en trozos o ir dando los alimentos muy triturados y semiliquidos e ir paulatinamente cambiando las texturas, hasta terminar ofreciendo alimentos troceados o enteros para comer con los dedos.
  7. Instaura la comida casera: Mi recomendación es buscar la manera que coma la comida preparada en casa, luego, para momentos puntuales se puede recurrir a los potitos industriales, pero una vez que el niño haya aprendido a comer bien.

Los imprescindibles y los recomendables

Mothercare, como tienda especializada en puericultura y moda infantil, cuenta con toda una sección dedicada a productos relacionados con la alimentación infantil así como una gran cantidad de accesorios de bebe online.

 En su página web puedes encontrar todo lo que necesitas y más para iniciar junto con tu bebé la aventura de la alimentación complementaria. Así que, te recomiendo que te pases por su página y descubras todo lo que te ofrece y lo fácil y cómodo que es comprar desde casa.

Yo te hablaré de las cosas básicas y mis propias recomendaciones para empezar con buen pie esta nueva etapa:

Cucharas de silicona. Para no dañar las encías del bebé. Te recomiendo llevar siempre una en la mochila y mínimo otras dos para casa.

Babero con cobertura de plástico. Muy práctico, sólo le pasas con una bayeta después de comer y listo, te olvidas de tallar y de manchas imposibles.Los hay de pecho y también completos.

Trona. Tienes mucho donde escoger y va en gustos. Yo me decanto por el asiento elevador, no ocupa espacio porque lo adaptas a una silla, es portatil y después le quitas la bandeja y puede adaptarse a la mesa familiar porque tiene tres posiciones. Además ahora tiene el 50% de descuento.



Robot nutribaby. Un excelente regalo. Si lo que quieres es ofrecer comida variada, sana y no invertir mucho tiempo, este aparato es perfecto: lo programas para cocinar al vapor, tiene dos compartimentos, tritura y además calienta y esteriliza los potitos caseros y los biberones. Créeme,  merece la pena la inversión.

¿Conoces algunas otras pautas o recomendaciones para empezar con buen pie la alimentación complementaria?

Saludos,







Suscribete

También podría gustarte

4 comentarios

  1. En mi caso siempre me costó que mi nena cuando era bebé comiera bien. Mira que intenté de todo, y eso que solo le hacía potitos caseros, pero aún así siempre se resistía.

    De hecho ahora que va a cumplir 4 años no es que sea muy comilona y siempre nos cuesta mucho tiempo que acabe el plato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay niños que nacen con mejor apetito que otros y especialmente para aquellos que no les gusta tanto comer, es bueno poner en marcha estas pautas para generar confianza y que dejen de asociar el momento de la comida con algo negativo, un abrazo!

      Eliminar
  2. Hola! Yo le dejaba tocar y chupetear los alimentos, una toma de contacto con los sabores que iba a degustar en un puré.
    Otra pauta es paciencia, no tener prisa, comen despacito, juegan y se manchan, si se lo pasan bien comiendo suelen aceptar mejor los distintos sabores.
    Por último nada de sal ni azúcar hasta que tengan instaurada una alimentación sana, las verduras pueden resultarles sosas tras probar cosas mas condimentadas o saladitas.
    No forzar como tú dices, sino le gusta no le insisto y otro día pruebo.
    En realidad no son pautas sino lo que nos ha funcionado, mi hijo es un gran comedor, no es que todo le guste, pero come solito, variado y sano. Y es una satisfacción!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Ariel, que gran satisfacción verlos comer de todo y bien, y gracias por aportar tu experiencia, saludos!

      Eliminar

¡SUSCRIBETE!

Recibe cada semana ideas de juegos y consejos útiles.