El síndrome de las madres atlas ¡Mama puede con todo!

julio 06, 2016

Madres fuertes, resolutivas, colaboradoras, derrochan energía, están en todo y para todos..imposible seguir su ritmo. Igual que la imagen mitológica de atlas, son mujeres que cargan el mundo sobre sus hombros ¿Que hay detrás de estas mujeres fuertes? ¿Tienen algún talón de aquiles?

Cuenta conmigo, No me cuesta ningún trabajo, Ya lo hago yo..No te preocupes, ya me encargo yo..¡Ay pobre!, llámame para lo que necesites..

Son las frases más comunes de las madres atlas..mujeres acostumbradas a tener múltiples actividades, pero además en cualquiera de estas actividades o esferas de su vida, se involucra al máximo..lo da todo en cada una de ellas, y de pronto, casi sin darse cuenta, se encuentran cargando con los problemas de todo el mundo.

Además de ser ella la que dirige todo el cotarro dentro su casa, también en su trabajo, en una asociación, en la iglesia o club social, en cualquier actividad se involucra a fondo, le gusta tender una mano y considera que ella puede o tiene que aportar algo a la causa ...y termina haciéndose responsable de algo, prestando su ayuda a alguien o involucrándose en la vida emocional de las personas.

Laura es madre de dos niños, se encarga íntegramente de la educación de sus hijos, les lleva y les trae de sus diversas actividades extraescolares, donde suele implicarse activamente en la asociación de padres o cualquier cosa que necesite el colegio. Ella resuelve la mayor parte de los problemas domésticos, es quien hace los planes familiares, la que decide el menú, se encarga de la mayoría de las tareas en casa. Está al cuidado de su madre, quien tiene problemas de salud. Suele estar al pendiente de las vecinas y les ayuda en todo lo que puede: no pasa nada...si, no hay problema. Pertenece desde hace años a varias asociaciones donde participa activamente. No entiende bien porque, pero la gente siempre termina contándole sus penas y ella termina involucrándose en los problemas y en la vida emocional de los demás...es que la pobre..no te preocupe, ya me encargo yo..

Las características de una madre atlas son:

  • Es una ayudadora nata 
  • Cargan con los problemas de sus hijos, de su familia y de todo su entorno 
  • Se sienten responsables de todo lo que pasa a su alrededor 
  • Tiene un fuerte instinto rescatador 
  • Alto nivel de autoexigencia 
A simple vista podríamos pensar que son las típicas madres super activas,amorosas, muy involucradas y presentes en todo.

Podríamos resaltar como aspectos positivos:
  • Su gran corazón 
  • Tiene una gran fortaleza y derrocha energía 
  • Su espíritu de servicio 
  • Se puede contar con ella 
 Pero..... no todo lo que reluce es oro, verdad?

El instinto rescatador nos salta cuando un ser querido o una persona vulnerable se encuentra en peligro y requiere de  nuestra ayuda. El problema de las madres atlas es que les brota este instinto con frecuencia y de una manera desmersurada: sin límites, a quien no necesita ayuda o no la ha pedido, sin los recursos suficientes y muchas veces a costa de ella misma.

Las consecuencias negativas de cargar con los problemas de todo el mundo, como lo hacen las madres atlas son:

- Generar dependencia: Cuando los demás empiezan a acostumbrarse a recibir ayuda, ésta termina por convertirse en una obligación. Por otro lado, puede estar frenando el desarrollo y crecimiento de los demás, especialmente de los niños. Dime de quien aprendes más ¿de la persona que te enseña a hacer las cosas y luego te anima a que las hagas por ti mismo o quien se ahorra el paso de enseñar y termina haciéndolo por ti?

- Su salud puede correr peligro: Cargar con los problemas de los demás puede terminar cobrandose con la salud, desde agravar problemas físicos como a nivel emocional, como el llamado el síndrome de burnout de las madres.

- Dejar de pensar en sí misma y en sus sueños: Se preocupa por el bienestar de los demás y se olvida de cuidar de sí misma; a sus hijos no les falta de nada, pero ella se siente culpable cuando tiene que gastar algo o invertir tiempo en ella; se le ha olvidado quien es ella y lo que quiere en la vida, su mente está puesta siempre en los demás.

- Ni valorado, ni reconocido: Suele suceder que justo a las personas que más ayuda como hijos y pareja, son las que menos valoran o reconocen sus esfuerzos, simplemente lo dan por sentado e incluso, cada vez van cargando con más cosas..ella es fuerte, ella sabe cómo se hacen las cosas, ella siempre puede !

- Decepción: Se puede sentir engañada, usada, que no es correspondida, pero vuelve a la carga través

¿Que hay detrás del síndrome de las madres atlas?


Detrás de esta enorme capacidad de llevar el mundo a sus espaldas se esconde una mujer con baja autoestima. Le es difícil pensar que la quieran por lo que es y por lo tanto, se desvive para ganarse el amor de los demás, especialmente el de su familia mas cercana. 

Piensa que entre más da, mas la van a querer. Entre más dependan de ella, mas importante es porque la necesitan.

Pero ya lo decía  Erich Fromm es mejor te necesito porque te quiero y no, te quiero porque te necesito.

¿Que necesita la madre atlas?


Ayudar desde la libertad

Yo reconozco y valoro a esas personas que se preocupan por otras, que son capaces de ver mas allá de sus propios ombligos, que reconocen que amar es servir, como es el caso de las madres atlas..pero debemos aprender a ayudar desde la libertad, esto significa:

- Libertad para poner  límites: Decidir a quien, cómo, con qué, hasta cuando vamos a prestar nuestra ayuda y nunca a costa de la salud de uno mismo.

-Aprender a decir que NO: No es necesario dar explicaciones o sentirse culpables.

- Sin esperar nada a cambio: Tomar como una obligación que nos reconozcan, nos agradezcan, nos valoren o nos amen mas por prestar nuestra ayuda, nos genera estar dependientes de las reacciones de los demás y son ataduras que tenemos que aprender a romper.

-Aprender a recibir de los demás: Dar ayuda y recibirla, son caras de la misma moneda.Saber recibir con gratitud forma parte de una buena autoestima.

-Libertad para que los demás se equivoquen: A veces la verdadera ayuda para alguien es estar a un lado, sin intervenir, ya aprenderá lo que tiene que aprender.


No es lo mismo tener que cargar con los problemas de nuestros seres queridos para ganarnos su amor, que decidir ayudarles a resolver sus problemas, simplemente porque les queremos, sin esperar nada a cambio y sabiendo que somos libres de decidir cómo y hasta cuando.

¿Tu que opinas?








Suscribete

También podría gustarte

2 comentarios

  1. Genial, desconocía el síndrome de Burnout pero no me extraña nada q haya muchos casos, o de ansiedad... Depresión. No puedo calificarme como madre atlas, la verdad. Hay muchas cosas a las q sé q no llegaría (o q no quiero hacer) y no me apetece sumar frustraciones a las q ya de x sí conlleva ser madre. Genial post, Katy. Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho que tengas claro tus limitaciones, esa es una buena base para no vivir frustrado, un beso

      Eliminar

¡SUSCRIBETE!

Recibe cada semana ideas de juegos y consejos útiles.