Masaje para bebes: estiramientos suaves

abril 07, 2016


Ya se perciben nuevos olores, nuevos colores, nuevos sonidos, una nueva brisa en el ambiente... es la primavera, época de muchos cambios y de crecimiento acelerado...igual que ahora nuestros bebés.

Ha pasado rápido el tiempo y ya llevamos seis sesiones del curso de masaje para bebés en NENOOS de El Burgo y sólo nos quedan otras dos sesiones mas.

 En este tiempo, nuestros bebes han experimentado grandes cambios. Cada semana van creciendo en peso, en tamaño y en conocimientos.

Lo que un día nos tenía super preocupadas: "No duerme por las noches" "Lleva varias días llorando por que tiene muchos cólicos" "Le tiene miedo a los ruidos fuertes" la siguiente semana, simplemente ya lo ha superado..."ahora duerme genial", "parece que su sistema digestivo va madurando"...pero entonces vienen otros cambios: "Se mete mucho las manos a la boca porque le están saliendo los dientes" "No para quieto" "No le gusta la carne"..y allí estamos el grupo de mamas para escucharnos, para contar nuestra propia experiencia y darnos ánimos.

Hemos completado todos los movimientos de masajes para bebés en el orden que propone AEMI:




Hemos aprendido a escuchar a nuestros bebés con mayor empatía, a observarlos y reconocer lo que les pasa. Hemos aprendido a calmarlos con nuestras manos, a crear momentos íntimos, a jugar y cantarles mientras les tocamos.

Algunas veces podemos calmar algunas molestias como los de los cólicos o el dolor durante de boca durante la dentición, otras sólo podemos acompañarles, mientras los balanceamos.

Hemos aprendido a respetar los tiempos de nuestro bebé y tocarle sólo si le apetece; a conocer cuando quiere un ritmo mas suave o mas lento, a reconocer cuando ya es suficiente por hoy o cuando quiere mas..

Y es que el tacto, en esta etapa de la vida es muy importante, a través del tacto podemos relajar, calmar, estimular o ejercitar todo el cuerpo.

Después de un reconfortante masaje, podemos continuar con nuestras sesiones con estiramientos suaves.

Los estiramientos son  simples ejercicios que suavemente estiran los brazos y piernas del bebé. Le ayudarán a alinear la columna vertebral, al equilibrio y a ejercitar su cuerpo para empezar con el gateo, que requiere de mucha coordinación.

Estos ejercicios ya no son necesarios cuando el niño ya camina, porque en el día a día, ya realizará muchos de estos ejercicios.

Podemos acompañar los estiramientos suaves con canciones y juegos, así logramos que la rutina sea provechosa y divertida.

Estos son algunos movimientos de estiramientos:

Brazos cruzados:

Cruzamos los brazos del bebe a la altura del pecho, alternando el brazo que está fuera y dentro. Después estira los brazos  hacia los lados. El ritmo es: cruzar-cruzar-cruzar-abrir. Repetimos tres veces.





Brazos y piernas cruzados:

Sostenemos un brazo por la muñeca y la pierna opuesta por el tobillo. Suavemente bajamos el brazo hasta la caja torácica y subimos el pie hasta el hombro (dejando que la rodilla se flexione), cruzamos la pierna y el brazo, de forma que éste valla por fuera de la pierna, y luego cruzamos de nuevo, de forma que el brazo se sitúe por dentro de la pierna, después cruzamos una vez más con el brazo por fuera de la pierna. Ahora estiramos ambos en sentidos opuestos. El ritmo consiste en: cruza-cruzar-cruzar-abrir. Repetimos con el brazo y la pierna contrarios.



¿Te animas a comenzar los estiramientos suaves con tu bebe?

Nos vemos la próxima semana !








Suscribete

También podría gustarte

0 comentarios

¡SUSCRIBETE!

Recibe cada semana ideas de juegos y consejos útiles.