Juegos para vencer el miedo a la oscuridad en los niños

febrero 10, 2016

miedo a la oscuridad
El miedo a la oscuridad es muy frecuente en niños entre los dos y los nueve años. En la mayoría de los casos y con sencillos trucos, irán superando este temor.

Hoy te muestro una variedad de juegos para ayudarles a vencer el miedo a la oscuridad, con vuestra participación, vuestro entusiasmo y muchas creatividad, padres.

La oscuridad siempre está ligada a lo oculto, a lo siniestro a lo malo. "Los ladrones hacen sus fechorías por la noche", "los ogros habitan en cuevas oscuras" "los vampiros salen de sus oscuros sarcófagos".

También, por la noche es cuando los niños tienen que irse a su cama, es el momento de quedarse a solas, en silencio y durante varias horas. En la quietud de la noche, la imaginación y las escenas a lo largo del día, les pueden jugar malas pasadas,ya sea, en problemas para conciliar el sueño o pesadillas en mitad de la noche.

Para poder superar cualquier tipo de miedo, no existe tratamiento más efectivo que el afrontamiento, es decir, hacer frente al objeto temido.

Si queremos que nuestro hijo supere el miedo a la oscuridad, tiene que enfrentarse a ella, poco a poco, sin que le genere un agobio excesivo y que mejor mejor manera de hacerlo que jugando !

Al jugar con el objeto temido, pretendemos que el niño se valla aproximando poco a poco, retándole cariñosamente y felicitándole, por cada logro conseguido. Así un día dejará de asociar la oscuridad con algo desagradable y podrá tolerarla sin problema.


Juegos para vencer el miedo a la oscuridad:


El termómetro  de la valentía

Presentamos al niño en una cartulina el dibujo de un termómetro. Le decimos que vamos a jugar a ver cuanto tiempo puede permanecer a oscuras en su habitación tranquilamente y que lo va a ver reflejado en el termómetro de la valentía. Vamos contabilizando el tiempo, primero 10 segundos y vamos a ir aumentando el tiempo, conforme lo valla superando. Indicamos que en cualquier momento, puede encender la luz y salir de la habitación. Le felicitamos efusivamente por cada logro.

Los animales amigos

En su dormitorio a oscuras, el niño debe adivinar el animal cuyo sonido emite la madre o el padre, desde una habitación contigua. Es mejor utilizar sonidos fácilmente identificables (balidos, mujidos,maullidos, ladridos, cacareos, etc) y evitar sonidos atemorizadores como el de un lobo, un oso ó un león. Los padres alargan progresivamente el intervalo entre sonidos, de modo que el niño permanece a oscuras cada vez mas tiempo.

El gato y el cascabel

Con los ojos bendados ó en una habitación totalmente a oscuras, le decimos al niño que tiene que quitarle el cascabel al gato y debe de guiarse por su oído. El padre ó la madre harán de gato y se colocan una campanilla que irá sonando mientras se desplaza por la habitación. Cuando el niño finalmente atrape al gato y le quite el cascabel, le felicitamos.

Me río de los monstruos

Identificamos primeramente que seres o personajes, generan mayor miedo en el niño. Luego, pedimos que lo imagine con una nariz de payaso, una ropa ridícula, una gran sonrisa y una voz bajita, como de niño pequeño ¿a que ahora es gracioso? también puede dibujarlo con estas características y reírse un rato de su nueva imagen.



Misterios en el bosque

Se trata de salir a dar un paseo en la noche por un parque o zona arbolada, cerca del domicilio del niño. La intención es disfrutar con el paseo, escuchar y distinguir los sonidos en la lejanía y darles un significado como ¿escuchas a lo lejos ese gato? escucha el sonido del viento al chocar contra los árboles..el niño llevará una linterna para alumbrar el camino y las cosas que llamen su atención.

El rescate del tesoro

El niño busca una chuche o un juguete en su habitación con los ojos vendados y con la habitación a oscuras. El objeto se colocará en un sitio relativamente fácil de encontrar, pero cada vez los padres lo colocarán en sitios cada vez mas difíciles. Cada vez que el niño encuentra el tesoro, lo felicitan, lo abrazan, lo celebran..

Las escondidas a ciegas

El juego se hace con toda la casa totalmente a oscuras. El niño se encuentra tumbado en su habitación y a la voz de ¡ya!, tiene que encontrar a sus padres, que se encuentran escondidos en cualquier sitio de la casa, mientras los busca, a su paso va encendiendo las luces. Los padres pueden usar un sonajero que emita un sonido suave para que el niño pueda encontrarlos fácilmente.

Te recomiendo probar con el juego que consideres más fácil de hacer para tu hijo e ir paulatinamente aumentando el nivel de exposición.

No le fuerces, ni le reproches si no quiere jugar. Lo importante es pasar un buen momento con tu hijo y si de paso, con eso ayudamos a vencer su miedo a la oscuridad, es ganancia.

¿Se te ocurren otros juegos?

A pasarlo bien y felices juegos!






Suscribete

También podría gustarte

3 comentarios

  1. A mis peques a veces les da por decir que tienen miedo. La verdad es que cuando no les da tiempo a pensar entran en habitaciones a oscuras, pero como empiecen a pensarlo... ¡Se cagan! Jajajajajaja. Pondré en práctica algunos de estos juegos ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, cuando los niños están distraídos o divertidos, es fácil que el miedo se esfume

      Eliminar
  2. gracias, pues en mi caso me ayudó y mucho una app para móvil.. se llama "My sweet Angel Eva" es gratuita, es genial mis dos peques de 4 y 6años ya duermen tranquilas sin luz! espero os ayude igual que a mi..

    ResponderEliminar

¡SUSCRIBETE!

Recibe cada semana ideas de juegos y consejos útiles.