5 juegos para reducir la agresividad en los niños

diciembre 10, 2015

NO grites, NO corras, NO brinques, NO te subas allí, NO pegues..

Si te pasas gran parte del día repitiendo estas mismas palabras a los niños una y o través, tienes que seguir leyendo..


Si a mi también me pasa, como padres podemos tener días largos, pesados y cansinos.

Después de una larga jornada de trabajo, donde sólo piensas que termine el día para descansar y resulta que los niños están especialmente inquietos, alterados, agresivos...y no, simplemente NO podemos tolerar esos comportamientos, no los hemos educado para eso y empezamos a ponernos nerviosos, a dar de voces, a dar ordenes tajantes, a alterarnos y...

¡¡¡¡¡ TE DIGO QUE NO GRITES, CARAJO !!!


Resultado de imagen de padre gritando animado

¿Te das cuenta que los adultos reparamos demasiado en el comportamiento agresivo de los niños y muy poco en el nuestro?

Si porque la agresividad, nos guste o no, forma parte de nuestra vida, implica expresarnos de una manera más enérgica, con más fuerza y parece que nos da miedo y por ello tendemos a rechazarla u ocultarla, pero la agresividad no es sinónimo de violencia y se trata de una forma de expresión humana.

Eso sí, debemos aprender a reconocerla y controlarla pues es entonces cuando se puede convertir en violencia y hacer daño a los demás ó a nosotros mismos.

¿Como puede un adulto gestionar bien su agresividad? ... A algunos le va bien por ejemplo salir a correr,  otros nadar, hacer gimnasia, bailar, a los más románticos, hacer el amor, es decir, cualquier actividad que implique liberar la tensión acumulada, sin hacer daño a otros o a uno mismo.

 También utilizamos actividades relajantes  para reducir nuestro nivel de agresividad como: escuchar música, respirar profundo, practicando técnicas de relajación, orar...

Los niños también pueden tener muchos motivos para estar alterados y mostrar conductas agresivas, ellos también tienen mucha actividad, les suceden cosas, pueden tener problemas.. por lo tanto, en lugar de estar peleando con ellos..¿No sería mas útil preguntarnos por las posibles causas de dicho comportamiento?  Quizás se encuentren frustrados por algo, tienen miedo, se sienten solos, tienen envidia, le falta actividad física..en fin, pueden ser tantas cosas.

Lo interesante es reconocer que los niños tienen necesidad de liberar su agresividad y desahogarse de vez en cuando PERO  es mejor que aprendan a canalizar bien esta energía, mostrándoles formas adecuadas, incluso divertidas de hacerlo.

¿Y cómo lo hacemos? como casi todo su aprendizaje, a través del juego.

Jugar con tus hijos es una manera excelente de dirigir sus energías, estrechar lazos, conocer más a tus hijos y divertirse juntos

Los juegos pueden ir dirigidos tanto para liberar la energía acumulada y hacer el loco un rato, es decir, juegos con mucho movimiento ó juegos dirigidos para disminuir la energía y relajar su sistema nervioso.

Hoy te muestro 5 juegos para reducir la agresividad del primer tipo, es decir, para liberar la energía pero de una manera segura y tienen un denominador común: las almohadas.



1.Derribar el muro

Debéis construir un muro de cojines y almohadas lo más alto posible. Para que el muro sea mas estable, se pueden disponer dos líneas de almohadas una detrás de otra.
Al dar la orden de salida, los jugadores se lanzan con gran estruendo y griterío contra el muro para derribarlo.

2. Cuando soy feliz

Antes de empezar, explicaremos a los niños que cuando una persona es feliz suele hacer muchas locuras y que el juego consiste en representar todo lo que se puede hacer en una situación así.
Cada niño/jugador se pone su almohada encima de la cabeza.Se trata de mantenerla en esa posición a la vez que tienen que realizar los movimientos que les indicamos, por ejemplo:
  • Correr muy deprisa sin moverse de sitio
  • Girar sobre sí mismo
  • Saltar y gritar ¡ Viva !
  • Marchar
  • Bailar
  • Inclinarse..

Al jugador que se le caiga la almohada será el siguiente en indicar los movimientos

3. Saco de boxeo

Se necesitan: Almohadas, sábana, cuerda

Para confeccionar un saco de boxeo se envuelven varias almohadas en una manta ó sábana, se cogen los cuatro extremos juntos por la parte superior, se atan fuerte con una cuerda y..¡ ya tenemos el saco listo para usar!

Estos sacos se pueden fijar al techo de la habitación con un gancho para que queden suspendidos balanceándose y sirven para que tanto niños como los no tan niños, liberen su ira o tensión de una manera física.

4. Cangrejos hambrientos

Dos cangrejos hambrientos se pelean  por un trozo de comida apetitosa.
En el centro de la habitación se coloca un montón de almohadas como si fuera la deliciosa comida. Los cangrejos empiezan desde esquinas opuestas. Sólo pueden avanzar como los cangrejos, es decir, a gatas y hacia atrás, pero...con la barriga mirando el techo.

Los dos cangrejos deben arrastrarse de este modo hacia el montón de almohadas y arrastrar tantas como puedan a sus respectivas esquinas, cogiendo una o varias del montón, colocándoselas encima de la barriga y llevándoselas de vuelta a su casa.

Si en el trayecto se le cae alguna al suelo, deberán regresar todas al centro y volver a cargarlas.

5. Conduciendo

Se necesita un espacio amplio y con pocos muebles. En este juego los niños son coches que circulan por las calles, por tanto, entre más "conductores" mas divertido será el juego. Cada jugador sostiene su almohada con los brazos estirados.
Los coches empiezan a circular por la habitación en todas direcciones.Unos circulan lentamente, otros pasan volando como locos, un conductor sólo conduce en zig-zag, mientras que otra sólo circula marcha atrás..
De vez en cuando se produce un accidente y dos coches chocan frontalmente ¡ Que bien que todos van protegidos con las blandas almohadas!

Si quieres más ideas de juegos con almohadas para reducir la agresividad, te recomiendo este libro:



La próxima semana te muestro más juegos para disminuir la energía y relajar el sistema nervioso, te parece?

A pasarlo bien y felices juegos!








Suscribete

También podría gustarte

11 comentarios

  1. Qué completo! Tengo que guardarlo a mano porque aunque no somos de acumular tensión, sí que ayudan a relativizar ciertas situaciones y en lo laboral a mí me viene muy bien respirar y despejar pensamientos negativos contra mi jefe, jajaja.
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si unos almohadasos nos vienen bien todos de vez en cuando, saludos!

      Eliminar
  2. Yo también me lo guardo. Lo pienso usar ahora mismo! Voy por almohadas!

    ResponderEliminar
  3. Voy a necesitar estos juegos en vacaciones, me temo, porque el pequeño está muy nervioso. Gracias Katy!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad muchas horas de ocio, con pocas posibilidades de salir por el frio y tanto festejo aquí y allá..puede ser una olla exprés, os vendrán bien estos juegos

      Eliminar
  4. Me encantó esta entrada, con una visión totalmente positiva y constructiva! Gracias por compartirla!

    ResponderEliminar

¡SUSCRIBETE!

Recibe cada semana ideas de juegos y consejos útiles.