Cuando los regalos intentan sustituir el amor

junio 16, 2015

La definición mas clara de regalar es la de dar algo a alguien sin esperar compensación alguna, simplemente se regala como una muestra de amor: por verle feliz.

Hoy por hoy, nuestra sociedad consumista nos incita a la compra compulsiva. La mayoría de nuestros regalos son por tradición o porque nos sentimos obligados a hacerlo. En muchos casos, llegamos a pensar que haciendo regalos frecuentes y/o caros ganaremos el amor genuino de nuestros seres queridos.

¿Es qué casos los regalos son una expresión genuina de amor? ¿En qué casos los regalos se alejan de su propósito original y pueden causar daño más que beneficios? ¿Cuáles son las señales que nos indican que estamos regalando sin sentido a los niños?
Sigue leyendo...............


A diario somos bombardeados por publicidad, ya sea por la televisión, por internet, por radio, en la calle, en nuestros correo....las marcas nos hacen desear cosas, nos hacen generar necesidad de algo, nos venden la idea que así seremos felices o solucionaremos un problema, nos indican cuál es el regalo perfecto, la fecha perfecta y la persona ideal.

Nuestros niños también son seducidos y bombardeados por publicidad cada vez mas agresiva y dirigida especialmente para ellos. Sólo como dato, en España los niños influyen en cerca del 43% de las decisiones de compra que se toman en una casa.

¿El dar regalos ha dejado de tener sentido para expresar cariño a nuestros niños? No, de ninguna manera. El dar y recibir regalos es un poderoso lenguaje de amor.

Creo que todos conservamos algún regalo especial y somos capaces de evocar el momento que nos los dieron. 

También se vienen a mi mente regalos especiales que yo he dado a personas significativas para mí, donde he dedicado tiempo a planearlo o fabricarlo y la motivación mas grande es ver una enorme sonrisa.

Con el paso del tiempo, los regalos mas significativos se convierten en símbolos de amor, que nos recuerdan la relación con la persona que nos lo dio. Son los que llamamos regalos de corazón.

Para que el regalo cumpla su función de ser un expresión de amor hacia quien lo recibe, tiene algunas características.

Los regalos como expresión de afecto genuino:

  • El regalo se entrega junto con otras muestras de cariño. Un abrazo, unas palabras, una nota conmovedora, un dibujo, un momento especial...algo que nos remueva y que hagan sentir a ese niño que en verdad importa y es especial.
  • No importa el tamaño, ni el costo. Cuando el regalo está motivado por un interés genuino en los gustos ó necesidades de la persona, cobra mas un valor sentimental que material. Quizás los niños no lo valoren al momento, pero a medida que maduren ese regalo cobrará otro sentido.
  • Los regalos no se ganan. Podemos prometer a nuestros hijos comprarles algo como una retribución por hacer algo bien o realizar algún servicio, pero eso se trata de un premio o paga. Un regalo es simple y genuinamente una muestra de cariño incondicional.
  • No se deberían esperar o dar por hecho. En nuestros tiempos es casi impensable no regalar a un niño en su cumpleaños o en navidad, se ha convertido en una obligación, no obstante, deberíamos buscar la manera de que el regalo se siga entendiendo como una expresión de amor hacia ellos.
  • No todos los regalos salen de una tienda.  Hay tantas cosas que podemos hacer con las manos, con material reciclado y mucha imaginación...otros regalos inestimables salen de la propia naturaleza como un ramo de flores silvestres, una pluma especial, una piedra o concha rara..

La motivación al regalar tiene mucho que ver a la hora de causar el efecto que deseamos, un regalo nunca va a reemplazar la presencia física de los padres. Ni siquiera un regalo caro y sofisticado, va a rellenar todos los vacíos como falta de autoestima o educación en un hijo. En definitiva, un regalo tiene que acompañar y no sustituir los otros lenguajes de amor como el contacto físico, las palabras de afecto  y el tiempo de calidad.  


Cuando distorsionamos el significado del regalo:


  • Regalar por culpa. El ejemplo clásico es comprarles muchos regalos para intentar compensar el poco tiempo que los padres pueden pasar con los niños o comprar un regalo como forma de disculpa.
  • Usar los regalos como sobornos. En casos de separación o divorcio o familiares que ven poco a los niños, algunos adultos intentan comprar su afecto, dándoles todo tipo de caprichos.
  • Regalar en exceso. Cuando hay un exceso de regalos, el regalo pierde su función y significado. Cuando el niño tiene mas de lo que puede llegar a disfrutar, se vuelve mas una carga, que una alegría.
  • Regalar sin discenimiento. Un niño puede estar muy influenciado por otros amigos o por los medios de comunicación de querer un regalo en concreto, pero somos los adultos los que deberíamos analizar si el deseo de un juguete o regalo concreto es momentáneo, si el tipo de juego va en función de los valores que queremos trasmitir y si tendrá un efecto positivo en el crío.

Señales que indican que estamos regalando sin sentido a los niños:
  • Exigen los regalos mas que agradecerlos
  • Se centra mas en abrir el regalo, que en mostrar interés por el
  • No disfrutan del regalo y/o se muestra indiferente
  • Obtienen el regalo que desean a través de chantaje y manipulación hacia los adultos
  • No muestran gratitud al recibirlo
  • Se pueden volver interesados y manipuladores, cuando aprenden a controlar los sentimientos y conducta de la gente a través de los regalos.

Los regalos como primer lenguaje de amor en los niños

Te he hablado de los 5 lenguajes de amor en los niños. Los regalos es uno de ellos.

Los niños cuyo lenguaje principal de amor son los regalos, siempre harán un gran acontecimiento al recibir un regalo, querrán que esté envuelto ó que se les entregue de un modo original y único.

No les importa si el regalo fue hecho, encontrado o comprado, si era algo que deseaban o no. Lo que importa es que tú pensaste en ellos.

Para ellos, los regalos son mas que objetos materiales. Son expresiones de amor tangibles que les hablan muy hondo.

Por último, te dejo con una frase para que la pienses en tu próximo regalo:

Es mejor escoger regalos que tengan un significado, en vez de buscar que sean impresionantes.

Será siempre una mejor inversión, no crees?

A pasarla bien y felices juegos !




Suscribete

También podría gustarte

0 comentarios

¡SUSCRIBETE!

Recibe cada semana ideas de juegos y consejos útiles.