La amniocentesis: si o no

abril 09, 2015

amniocentesis si o no
Imagen: el parto es nuestro
La  amniocentesis es una prueba voluntaria, que bajo criterio médico nos recomiendan ó no realizar para confirmar si existen alteraciones genéticas ó ciertas malformaciones en el bebé. 
Se trata de una prueba muy fiable, pero conlleva ciertos riesgos, el más peligroso: el aborto. 

Te explico en que consiste la prueba, los riesgos y el criterio médico para su recomendación. Te cuento mi propia experiencia. la difícil decisión tomada en conjunto y lo que deberías tomar en cuenta antes de hacerla: está en vuestras manos.


¿En qué consiste la prueba?

Es una técnica invasiva que se realiza a partir de la semana 15 de gestación consistente en la punción, a través de la bolsa amniótica, para obtener una muestra del líquido amniótico.

Sirve para obtener información del cariotipo del feto y para la detección de alteraciones cromosómicas, donde falta o sobra algún fragmento de un cromosoma, como es el caso de los niños con síndrome de down.

Según la información proporcionada en la hoja de consentimiento del paciente, se recurre a esta prueba cuando es absolutamente necesario un análisis de la sangre fetal para determinar  la presencia de una enfermedad en el feto, diferenciar entre fetos entre embarazos múltiples en una misma bolsa amniótica o ante la necesidad de administrar medicación al feto, en casos extremos como de incompatibilidad sanguínea.

Tras la prueba se guardará reposo en domicilio durante 48 horas.

¿Cuáles son los riesgos de la amniocentesis?

Según datos extraídos de la hoja de consentimiento del paciente, serían los siguientes:

Leves y frecuentes: Punción fetal, mareo, pinchazos abdominales, irritación en la zona de punción abdominal, sangrado vaginal.

Leves y poco frecuentes: Fisura de la bolsa amniótica, formación de bridas amnióticas.

Graves y frecuentes: Hematoma retrocorial autolimitado (sangrado de cuantía limitada)

Graves y poco frecuentes: Aborto (1%), rotura de la bolsa de las aguas, infección de las membranas que rodean al feto, parto pretérmico, hemorragia placentaria, desprendimiento prematuro de la placenta.

¿Cuando hay recomendación médica para realizar la amniocentesis?

Según me explicó el tocólogo en consulta, de acuerdo a ciertos parámetros que observan en la analítica de sangre como niveles hormonales, combinado con antecedentes personales,familiares y el resultado de la primera ecografía, sacan un porcentaje de riesgo de alteraciones cromosómicas.

Este es medido en porcentaje y de acuerdo con estos factores, los médicos recomiendan que una mujer se realice o no la prueba de amniocentesis.

Estos son los principales criterios médicos para recomendar hacernos la prueba, en la semana 15-16:
  • Hijo anterior con una cromosomopatía o con malformaciones de tipo genético
  • Alguno de los padres son portadores de una alteración cromosómica, por ejemplo un traslocación.
  • Antecedentes familiares de retraso mental, enfermedades hereditarias o defectos físicos congénitos.
  • Sospecha de infección fetal.
  • Sospecha ecográfica de cromosomopatía o malformación en la 1º ecografía.
  • Screening prenatal del 1º trimestre de cromosomopatías de alto riesgo (≥1/270).
También nos pueden aconsejar una amniocentesis después de las 16 semanas si:
  • Te han hecho un triple screening en la semana 15 y es de alto riesgo. 
  • Sospecha o evidencia de malformación en la ecografía del 2º trimestre
  • Determinados casos de retraso del crecimiento, CIR, en el feto.
  • Edad materna ≥ 40 años.
  • Casos especiales como valorar la madurez pulmonar del feto o para valorar la función renal.

Mi experiencia personal

En mi caso,  tras los análisis de sangre y la combinación de riesgos anteriormente mencionados  salió un porcentaje de riesgo muy bajo ( 1:1300).

 Sin embargo por mi edad, 40 años, el médico nos recomendó que era conveniente hacerla.

Yo decido

Cuando una pareja ha pasado por uno ó varios abortos, cuando pasa el tiempo y no llega el tan deseado embarazo, cuando te advierten que la edad es un factor de riesgo... el temor de que las cosas no salgan bien , ronda por la cabeza, los miedos se afloran, te cuestionas muchas cosas...

Te conté aquí que mi embarazo me tomó por sorpresa, me costó trabajo reconocer que estaba embarazada, me sentía "fuera de tiempo" y no te niego, que llegó la alegría, si, pero mis miedos revoloteaban por allí libremente.

Hasta que un día, decidí creer que todo saldrá bien y que voy a vivir mi embarazo día a día, sin anticipar, ni dejar dominarme por porcentajes  o por miedos. 

Decidí que este hijo es un regalo de Dios y viene a cumplir un propósito, que todavía no sé cuál es, pero que quiero vivirlo con ilusión y tranquila.

No queríamos anunciar mi embarazo hasta pasar por esta primer visita al ginecólogo donde nos informara que todo iba bien, y ¡¡ todo indicaba que así era !!, sin embargo, venía la hora de tomar la decisión ¿La amniocentésis si ó no?

Yo creo que no y tu crees que si....lo que hemos decidido

En este punto no estábamos de acuerdo mi marido y yo. El quería hacer la amnsiocentesis para estar completa y absolutamente seguro que todo marchará bien, necesitaba esa certeza médica.

En cambio yo no quería hacerla, pues si he decidido creer que todo saldrá bien y he puesto mi fé en ello, no necesito nada más.

Por esto y por el hecho de que eres informado de los riesgos que conlleva la prueba, que aunque son muy bajos, siempre están allí y por que asumes que en caso de que en la prueba detecten una anomalía, tienes que tomar la decisión de continuar ó interrumpir el embarazo, y en esto no tenía dudas.

Salimos de la consulta con el consentimiento firmado, el doctor nos recomendó que tomáramos una decisión conjunta y en caso de no querer hacerla, simplemente no teníamos que pedir cita en el centro de salud.

Podíamos empezar una "guerra" de opiniones, o yo tomar la decisión por mí misma porque se trata de mi cuerpo, pero después de dar vueltas a la cabeza, decidí entender y respetar sus miedos, pero sin dejar de ser congruente con lo que creía, así que le propuse:

Sabes que yo no necesito hacer la prueba, yo confío que todo saldrá bien y no hay ningún motivo para pensar en lo contrario, sin embargo, si quieres que yo me la haga para que te sientas mas tranquilo, me la haré. Sólo te digo que salga el resultado que salga, yo seguiré adelante con el embarazo, porque este es nuestro hijo y es lo que nos ha tocado.

No te voy a decir que fue fácil la decisión, pero tras hablar de nuestros propios miedos, mi marido me dijo que si por tener una certeza en la mano, estaba corriendo el riesgo de provocar un aborto, no merecía la pena.

Y creo que esa decisión tomada en conjunto nos ayudó a alejar a los fantasmas y a confiar más en que todo saldrá bien y que pase lo que pase, saldremos adelante.

Si tienes que decidir la amniocentesis si ó no, toma en cuenta lo siguiente:

  • Se trata de una prueba voluntaria, por lo que tenemos derecho a decidir si queremos hacerla o no, a pesar de las recomendaciones médicas.
  • Tenemos derecho a informarnos y a que el médico aclare todas nuestras dudas 
  • Existen otras alternativas no invasivas, que arrojan los mismos resultados que la amniocentesis, aunque no están incluidos dentro de la seguridad social y son de coste elevado, pide información.
  • La amniocentésis es básicamente para detectar ciertas enfermedades genéticas ó algunas malformaciones en el bebé, NO es para realizar algún tratamiento precoz.
  • Te proporciona una información bastante fiable, para descartar ó confirmar los factores de riesgo y en base a ello, decidas interrumpir el embarazo ó seguir adelante.
  • Si tienes claro que no quieres interrumpir tu embarazo, venga como venga el bebé, yo concluyo que no vale la pena correr el riesgo.

Esta ha sido mi experiencia, espero haber aclarado algunas dudas, y tú que opinas? déjame tu comentario!

Saludos y buena semana !





Suscribete

También podría gustarte

4 comentarios

  1. Creo que si has tomado la decisión de que salgan las pruebas como salgan seguirás con el embarazo no merece la pena hacerlas. Tb el porcentaje de riesgo que te ha salido es muy bajo. Mi cuñada con unos 36 o 37 años tuvo unos análisis muy alterados y se la hizo. Sin embargo, con el segundo embarazo no se la hizo. Cada persona es libre de tomar la decisión que crea conveniente, teniendo toda la información. Tu la tienes y está consensuado con tu pareja... ¡Perfecto! Además, yo tb estoy convencida de que todo tu embarazo saldrá perfecto ;). Un besazo fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Nessa, tomar decisiones libres e informadas, un abrazo!

      Eliminar
  2. Yo me hice la amniocentesis, básicamente porque tenía 41 años cuando me quedé embarazada y al principio estaba llena de miedos. La propia ginecóloga me dijo que en los análisis salía un riesgo muy bajo y que casi con total seguridad todo iba bien. A pesar de todo, decidimos que sí. Si hubiera salido algún resultado alterado no sé qué hubiera hecho, la verdad. Pensarlo en frío es fácil, pero no cuando sientes dentro a tu bebé, aunque sea todavía un proyecto. Si vas a seguir adelante de todos modos en teoría es un absurdo hacerlo, pero si estás agobiada aporta tranquilidad para seguir con el embarazo sin temores. Ahora hay pruebas igual de fiables y no invasivas; merece la pena ahorrarse los riesgos, aunque sean bajos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nuestro caso es parecido, sólo que yo opté por no hacerlo y tu sí, pero está bien tomar decisiones informadas y conscientes, un abrazo y gracias por comentar!

      Eliminar

¡SUSCRIBETE!

Recibe cada semana ideas de juegos y consejos útiles.