¿Y yo que hago con mi enfado? Hablar de lo que nos pasa sin manipular

marzo 17, 2015

enfado
Imagen abc.es
Sabemos que la vida está llena de imprevistos, de cosas que no salen como nos gustaría, que la vida a veces se nos presenta dura, cuesta arriba.

Y esto provoca en nosotros como padres preocupación, enfado, tristeza, desesperación, cansancio...

Descargar el enfado en nuestros hijos (o en cualquier otra persona) no es una buena solución, de hecho, acarrea mas problemas, ¿Significa que entonces debemos ocultar lo que sentimos?

Hoy hablamos de estrategias para poder hablar de lo que nos pasa sin manipular ó hacer daño a nuestros hijos.

Hace unas semanas publiqué el artículo ¿Deberíamos mostrar nuestras emociones a los niños? donde expuse mis razones para no manifestar nuestras emociones negativas a los niños y las consecuencias que tenía en ellos.

Pero la siguiente pregunta sería si no está bien demostrar mi enfado, preocupación, tristeza...¿entonces que hago yo con ello?

Por eso, te expongo lo que para mi punto de vista podemos hacer con lo que nos pasa y cómo podemos ser sinceros y auténticos con nuestros niños, sin por ello, manipularlos, herirlos ó involucrarlos en los problemas de los adultos.

Estas son las cinco cosas que deberíamos propiciar cuando tenemos que abordar una situación ó problema con ellos ó simplemente cuando nos ven con mala cara y ellos nos preguntan:  Mamá/Papá ¿Que te pasa?


SI
Hablar de lo que me pasa y nombrar el sentimiento. Intentar esconder o negar un estado emocional fuerte ó tratar de ocultar un problema que atañe a toda la familia, no sólo es desgastante y dañino para el adulto, también lo es para el niño que se le niega el derecho a saber la verdad. Por otro lado, los niños siempre saben que pasa algo aunque nos empeñemos en fingir lo contrario.
Ocultar lo que pasa a un niño puede provocar en ellos malas conductas, agresividad, somatizaciones.
.
SI
Ayudarles a que expresen sus sentimientos. Los adultos ponemos nombre a lo que nos pasa, pero el foco de atención no debería seguir en nosotros sino ser desplazado en lo que sienten ellos ó que les provoca esa situación. Podemos guardar silencio y esperar o hacer preguntas acerca de cómo se siente.

SI
Mostrar dominio o cierta sensación de control sobre ese problema o situación. Los padres somos los guías y fuente principal de estabilidad y seguridad de los niños. Dependen de nosotros para muchas cosas. Los niños pueden saber que hay algo que no va bien, pero pueden tener la confianza en sus padres, que éstos hallarán una solución y saben cómo manejarlo.

SI
Pueden opinar. Los niños tienen derecho a decirnos su punto de vista ó no estar de acuerdo con nuestra forma de resolver ó tratar con la situación. Es importante escuchar su opinión ó propuesta. Pero ojo, esto no significa necesariamente que debamos cambiar nuestra forma de proceder. La última palabra la tendremos los padres.

SI
Tenemos derecho de ocuparnos de nuestras propias necesidades. Llevar la responsabilidad de la casa, el trabajo, el día a a día, puede hacer que pensemos  en todos menos en nosotros. Pero es muy importante prestar atención y atender nuestras propias necesidades de salud, higiene, cariño, ayuda, compañía...Atenderlas implica estar mejor, para poder estar equilibrados y poder dar lo mejor.

hablar padres e hijos
Imágen abc.es

Estás son las cinco cosas que bajo mi punto de vista deberíamos evitar decir y hacer, como p/madres:

NO
Estamos en un mismo nivel padres e hijos. Yo parto del hecho que los padres estamos para guiar y proteger y los niños están en fase de aprendizaje y deben ser guiados por adultos con cierta capacidad de control emocional. El explicar a nuestros hijos nuestros sentimientos y dar detalles excesivos de nuestros avatares de la vida, coloca a los niños en la responsabilidad de dar una respuesta, de consolarnos ó pensar en darnos una solución.

NO
Explicar a los niños nuestros sentimientos. Me refiero a dar detalles minuciosos e innecesarios acerca de lo que nos pasa y porqué nos pasa. Los niños no tienen las herramientas, ni la capacidad para comprender los problemas de los adultos. En lugar de intentar explicar nuestros sentimientos, es mejor ayudar a los niños a expresar los suyos.

NO
Actuar ó reaccionar de acuerdo a nuestro estado emocional negativo. Dejarse llevar por la ira ó cualquier tipo de emoción negativa, puede traernos mas problemas que soluciones. Podemos hacer cosas que luego nos podemos arrepentir. Si nos sentimos invadidos por estos sentimientos, lo mejor es respirar y no actuar ó decir nada, hasta que logremos calmarnos.

NO
Utilizar mis sentimientos para manipular ó culpabilizar.  Cuando utilizamos nuestros propios sentimientos para intentar modificar una conducta ó  intentar motivar, podríamos conseguirlo, pero por las razones equivocadas: por miedo ó para no defraudarnos. Por ejemplo: "Me has decepcionado", "Me estás haciendo enfadar", "Me tienes muy preocupada/o"

NO
Mostrar una falta absoluta de control de la situación y/o de nuestro estado emocional. No tener la respuesta para todo, sentir que la situación nos desborda, encontrarse en un punto que no sabes cómo actuar, es humano, nos ha pasado a todos. Pero piensa cómo se puede sentir un niño cuando su principal fuente de estabilidad, parece derrumbarse.

¿Has visto niños, hijos de madres excesivamente nerviosas, que cuando se caen no lloran? Saben que si expresan lo que sienten, su madre reaccionará de una manera descontrolada y prefieren "aguantar" que ver desestabilizada su fuente de seguridad.

Termino con este ejemplo:

 Imagina que estás de excursión por un bosque que nunca has estado. De pronto te das cuenta que algo va mal, llevan tiempo dando vueltas por el mismo camino y notas que el guía está preocupado. ¿Te gustaría que el guía negara que está perdido para que estés tranquilo? Creo que negar la evidencia te pondría mas nervioso ó incluso violento. ¿O que se pusiera a llorar, explicando cómo se siente y que no sabe que hacer? Creo que eso te preocuparía mas, de pronto te sientes con la necesidad de hacer algo al respecto ó ¿Preferirías que aceptara que se ha desubicado, pero tranquilamente te dice que harán una pausa, buscará otro mapa y que saldrán de ese problema? Supongo que coinciden conmigo en la tercera opción.

Nosotros somos los guías de nuestros niños. Tenemos todo el derecho a enfadarnos, estar tristes..y no debemos negar lo que nos pasa: hablar con otro adulto, buscar ayuda, solucionar la situación, es algo primordial.

Pero si nos controlamos y prestamos atención a lo que les pasa a los niños (en lugar de centrar todo el foco en uno mismo) les estamos dando la oportunidad de expresarse y la capacidad de autocontrolarse.

 Y tú ¿Que esperas cuando expresas un sentimiento negativo a tu hijo?

¿Sabes que hacer con tu enfado?

Buena semana !



Suscribete

También podría gustarte

4 comentarios

  1. Muy buen ejemplo el del guía perdido... Nunca lo había pensado. Es verdad que, a veces, x el nerviosismo o enfado, no nos controlamos todo lo que debiéramos... Gracias x el post ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que un ejemplo te lleve a una reflexión, un abrazo!

      Eliminar
  2. Gracias Katy por el post, me ha encantado.
    Justo ahora estamos trabajando el tema de la Inteligencia Emocional y la verdad me sirven mucho tu reflexión.
    Tienes toda la razón cuando dices que 'Los niños siempre saben que pasa algo' por lo que es importante explicarles en su justo nivel tal y como comentas.
    Un beso y genial post.
    Lee (Babytribu)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lee! Eso de que podemos montarles a los niños un escenario donde todo lo que pasa es alegre y de color rosa, sólo pasa en la película de la Vida es bella, jeje. Aunque lo neguemos, ellos siempre saben que pasa algo.

      Eliminar

¡SUSCRIBETE!

Recibe cada semana ideas de juegos y consejos útiles.