Juegos y ejercicios con movimiento para estimular la inteligencia corporal en los niños

enero 20, 2015

Los juegos y ejercicios con movimiento son especialmente divertidos ( y muy necesarios) para los niños,  ya que a ellos les gusta mucho moverse.

Incluso cuando están sentados, los niños pequeños están jugueteando con las manos, moviendo los pies ó balanceándose...pero eso ya los has comprobado, no?


Te propongo diferentes formas de estimular la inteligencia corporal con diferentes juegos y actividades: juegos grupales, ejercicios utilizando algún material y ejercicios de gimnasia para practicar en casa.

¿Estás preparado? listos...comienza


El ser humano, a diferencia de otras especies de animales, posee un desarrollo motor bastante lento y mientras que muchos animales nacen preparados con habilidades motoras básicas para la supervivencia, los humanos necesitamos que nos estimulen para ir desarrollando estas habilidades motoras.

Necesitamos mucha práctica para saber utilizar bien nuestro cuerpo,por ello, es tan importante el movimiento en los niños.

Entre más se estimule y ejercite el cuerpo, mayor seguridad, destreza y agilidad vamos desarrollando y si empezamos a una edad muy temprana y de forma lúdica, mejor.

La semana pasada te hablaba en que consiste la inteligencia corporal y algunas formas de encauzar mejor la energía de los niños.

Hoy veremos ejemplos muy concretos de cómo estimularla.


Juegos de movimiento en grupo:

Estos juegos pueden desarrollarse al aire libre ó en espacios cerrados amplios, se requiere cierto número de jugadores para llevarlos a cabo.

La rana y los saltamontes 

En el suelo se dibuja un gran círculo dentro del cuál los saltamontes van saltando con los dos pies juntos sin salirse de los límites. Se elige un jugador que será la rana.

La rana que sólo puede saltar agachada, persigue a los saltamontes. Cada uno que atrape, se convierte en rana y el último saltamontes en ser atrapado será la rana en la siguiente jugada

Gatos y ratones  

Se forman dos equipos que tengan igual número de participantes. Un equipo será el de los gatos y otro el de los ratones. Se delimita un espacio que será el terreno de juego.

Se trata de que los gatos atrapan a los ratones tocándolos. Cuando un ratón es atrapado, se debe quedar inmóvil en el sitio y con las piernas abiertas. Para salvarse, uno de sus compañeros tiene que pasar entre sus piernas. Cuando todos los ratones han sido atrapados, se cambian los papeles.

En este juego, es importante que los gatos y los ratones se diferencien claramente, podemos distinguirlos con pañuelos de colores, maquillandoles la cara, haciéndoles orejas de papel para los ratones, etc.



 .

El rey del silencio 

Se elige quién será el rey del silencio y éste tiene que sentarse en una silla y poner una  campana debajo de la silla.

El resto de jugadores situados a unos pasos de distancia. Por turnos, tienen que acercarse en silencio a la silla, recoger con cuidado la campana y volver hasta la línea de salida.

Cuando a alguien le suene la campana la tiene que dejar debajo de la silla y volver a la línea de salida.

Si en algún momento el rey del silencio oye algún ruido, puede pedirle al jugador que lo haya hecho que vuelva la línea de salida.

El primero que consigue llevar la campana hasta la línea de salida, se cambia por el rey del silencio.

Cielo, cueva, mañana y noche 

Se colocan tantas sillas como número de jugadores y se disponen todas las sillas en círculo.
Se nombra a un director del juego, que debe colocarse al centro.
Sentados todos en las sillas. El director del juego dará órdenes que los demás tienen que realizar.

Cielo = Subir a la silla
Cueva= Pasar por debajo de la silla
Mañana= Colocarse delante de la silla
Noche= Colocarse detrás de la silla

Cada vez que alguien se equivoque recibirá una mancha. Cuando uno reciba un número de manchas determinado, tendrá que pagar una pendra.


Puedes ver más juegos de movimiento en el siguiente enlace.



Ejercicios con diferentes materiales:

Con estos ejercicios estimulamos  la destreza, la coordinación motora y el equilibrio

Los zapatos-zanco

Se pueden construir ó comprar unos zancos, que ya antiguamente lo usaban nuestros padres para jugar.

Son como una especie de zapato con cubos de madera, que funcionan como alzas y con cuerdas.

Es divertido para los niños subirse y conseguir equilibrarse y lograr caminar con ellos. Una vez de tener dominada esta parte, puede probar a desplazarse al sonido de un instrumento, andar de lado ó de espaldas.




La comba

Todo un clásico. Lo primero sería enseñar al niño a saltar la cuerda (comba) y progresivamente ir ejecutando diferentes movimientos, saltando con un pie y con el otro, al ritmo de una canción, etc..

La pelota

Las hay de todos los tipos y tamaños. Con una pelota de tamaño mediano y suave, se puede enseñar al niño a botar, lanzar y atrapar. Luego podremos ir variando de tamaños de pelota, lanzar pelotas pequeñas a la pared y atraparla, utilizando diferentes manos, es un buen ejercicios de motricidad gruesa y orientación espacial.

Ejercicios y gimnasia en casa:

En casa y con nuestra ayuda, los niños pueden practicar varios ejercicios muy divertidos de estiramiento y flexión de diferentes partes del cuerpo.

Hacer ejercicio a modo de juego, ayudará al niño a fortalecer sus músculos y articulaciones, además de ayudarle a ejecutar una amplia gama de movimientos.

Podéis hacer ejercicios de estiramiento, flexión y movilidad de diferentes partes del cuerpo.

Aplaudir en bicicleta:

1. Siéntate cómodamente sobre los pies, con tu hijo tumbado de espalda en suelo y los pies apuntando a ti.
2. Sujétale las piernas y estíralas y flexionalas alternativamente como si estuviera pedaleando una bicicleta.
3. Ahora, sujeta al niño por los tobillos y simula la acción de aplaudir con los dos pies juntos, para relajarle las piernas.
4. Empuja suavemente sus pies hacia el vientre, mientras lo balanceas un poco de un lado a otro.
5. Por último, estírale de nuevo las piernas y sacúdeselas ligeramente. Para relajarlas un poco más, tira suavemente de ellas.

Un viaje por el zoo:

Puedes contarle un cuento ó inventarlo sobre la marcha, mientras el niño realiza y ejemplifica con su cuerpo los diferentes movimientos de los animales.

En el cuento puedes incluir la serpiente arrastrándose por el suelo, una ranita que brinca de un lado a otro ó un oso panda, que da volteretas...todo vale.
Después de la actividad física es recomendable, dar un tiempo para la relajación y el estiramiento de los músculos.



Para ampliar información y con actividades muy entretenidas, te recomiendo el libro:

Gimnasia divertida para niños de Peter Walker




¿Que parecen estas propuestas? ¿Te dan ganas de ponerte en marcha?
Espero que sí....

A pasarlo bien y felices juegos !









Suscribete

También podría gustarte

5 comentarios

  1. ¡Me encanta! Hace un tiempo estuve trabajando en una ONG y hacíamos jornadas de grupo para fomentar el compañerismo, curiosamente muchos de los juegos que propones los llevábamos a cabo y eran muy divertidos. Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bien, si es verdad que a los niños les encanta estar en movimiento

      Eliminar
  2. ¡Qué divertidos! Me encantan...

    ¡Un muackiles!

    ResponderEliminar

¡SUSCRIBETE!

Recibe cada semana ideas de juegos y consejos útiles.