Madres y padres juguetones, niños felices y sanos

mayo 21, 2014


padre-e-hijo-jugando-fotografia-por-paul-ripke
Las madres y padres juguetones son aquellos que tienen la capacidad de alternar entre dos mundos: pueden introducirse en ese mundo imaginario, sorprendente y creativo de los niños, dónde no hay nada mas serio que el juego y conectando desde su propio niño interior, pero por otro lado, no deja de poner los pies en la tierra y es capaz de poner límites y definir cómo y cuando tiene que volver al mundo “real”.
Muchos adultos, incluso p/madres no saben cómo jugar ó que hacer con un niño en edad preescolar, por ello, hoy te muestro 5 ideas claves para ser una madre y/o padre juguetona, sin morir en el intento. También reviso contigo algunas de las principales barreras que te ha impedido hasta el momento jugar libremente con tus niños.
Jugar con nuestros niños potencia los lazos afectivos con ellos, incrementa su deseo de participar en actividades conjuntas y de querer pasar tiempo con nosotros y por supuesto, podemos enseñarles ciertas actividades y destrezas.
 ¿Cómo jugar con un niño en edad preescolar?
Con edad preescolar me refiero a niños de 3 a 5 años aproximadamente, aunque puede aplicarse así mismo a otras edades para arriba ó para abajo.
Tomando en cuenta todas las destrezas motrices que ha ido adquiriendo hasta el momento, su enorme capacidad de imaginación, sus ganas por seguir aprendiendo y de realizar actividades que impliquen interactuar con otros, un consejo básico es:
DATE PERMISO de jugar en libertad con los niños y volver a sentirte por un momento como un niño o través.
niña-jugando-padres
5 ideas clave para ser una madre y/o padre juguetón:
Sé un participante y no un mero espectador en el juego
Los niños siempre nos invitan a participar en sus juegos: A tomar el té en tacitas minúsculas, a convertirnos en el lobo feroz, a ser detectives, piratas ó profesores…no rechaces su invitación. Si estás sólo como observador, no podrás entender su juego, ni entrar en su mundo.
 Dedica un tiempo para el juego cada día
Los adultos tenemos un sinfín de obligaciones que muchas veces no comprenden los niños, sin embargo, reserva un hueco diario dentro de tu horario  sólo para jugar y donde la preocupación mas grande sea si te han metido mas goles ó si la fortaleza hecha con cojines es lo suficientemente resistente a un ataque.
Deja que el juego transcurra por sí mismo y que el niño sea el protagonista
Ayúdales a ejercer su libertad y creatividad. Sin olvidarnos de su seguridad y de ciertas ciertas normas básicas, deja que el niño sea quien dirige el juego. En eso consiste la verdadera magia del juego: de pronto los padres nos convertimos en bebés llorones y nuestros hijos en padres. Empezamos jugando a las escondidas y terminamos construyendo una casita con las sábanas.
Aporta tu granito de arena ( o pepita de oro) para jugar
A los niños les enriquecen mucho nuestras ideas,  opciones, resolver dudas, poner pautas. Podemos enseñarle canciones que sabemos, enseñarle a jugar un juego de mesa, nuevas destrezas con la pelota ó en el agua, cómo manejar un coche teledirigido, cómo hacer un edificio con piezas de lego..pero sin coartar su expresividad, su creatividad y su habilidad para pensar.
Papá y Mamá juegan de manera diferente
Dentro de la pareja, cada uno tiene su propias destrezas, su personalidad e incluso sus limitaciones. Cada uno interactúa con los niños a “su manera.” Puede ser que la madre le guste mas bailar ó que sea mas hábil para hacer pastelillos hecho de barro, mientras el padre tiene mas habilidad para los deportes ó con los juegos de construcción. Sea lo que sea que cada uno aporte, la figura de ambos es muy importante y necesaria.
3243-4-jugar-a-caballito-con-papa
Algunas barreras que tienes que  superar para ser una madre ó padre juguetón/a:

  • Miedo a hacer el ridículo. Ya sabes perfectamente a que me refiero: llevar un penacho de plumas en la cabeza, que el padre después de quitarse la ropa del trabajo se ponga a cuatro patas y relinche como un caballo, que la niña te haga un peinado ridículo…y un largo etcétera, pero es la única vía de poder adentrarnos en el mundo del niño.Una edad a la que nunca mas volverá, ¿ te lo quieres perder por tus complejos?
  • Pensar que al jugar con ellos estamos perdiendo autoridad frente a ellos El juego es un espacio donde el niño puede expresarse con libertad, pero recuerda que siempre los p/madres somos quienes creamos y delimitamos ese espacio. Por lo tanto, es responsabilidad del adulto, dejar claro la diferencia de nuestros roles dentro y fuera del juego.
  • Incapacidad nuestra de no ser creativos y no poder echar a volar la imaginación. Un niño cuando juega sabe distinguir la realidad de la fantasía, aunque cuando está jugando se cree su papel: de verdad es un superhéroe ó un cantante famoso, se lo juega todo en una partida de parchis, lo vive todo con intensidad. ¿Porque no lo pruebas y te dejas llevar por la fantasía?
Incluso puedes retar a tu hijo a adentrarse en sus propias fantasía, es beneficioso para todos: es liberador de estrés, te conecta con tus propios recuerdos buenos de la infancia, te ayuda a pensar diferente..y harás a tu niño feliz.
¿Conoces otras barreras que te impiden jugar libremente con los niños? ¿Eres una madre juguetona? ¿Un padre juguetón?
Y tu ¿Cómo juegas con los niños?
Nos vemos la próxima semana
A pasarlo bien y felices juegos !
firma-Mariquita_thumb4













Suscribete

También podría gustarte

0 comentarios

¡SUSCRIBETE!

Recibe cada semana ideas de juegos y consejos útiles.